Amaia Montero: Es terrible que me acusen de cantar borracha

Madrid.- La cantante española Amaia Montero respondió a las críticas por su errática actuación del pasado fin de semana en Cantabria, en la que llegó incluso a pedir a los músicos que dejaran de tocar, asegurando que todo se debió a unos severos “problemas de sonido”.

“Tuvimos bastantes problemas de sonido y seguramente tendría que haberme retirado del escenario, pero por una cuestión de absoluto respeto hacia el público no me rindo jamás”, resumió en declaraciones al programa Anem de Tarda de Radio 4.

Estoy leyendo cosas realmente terribles, que si estaba borracha como una cuba, me están llamando Amy Winehouse… El otro día me decían que me había trasformado el rostro. Está una harta, voy de polémica en polémica”, advirtió.

Amaia Montero explicó que todo empezó con problemas para escuchar bien su “pinganillo”, donde tiene una “mezcla concreta” de la música.

“No escuchaba bien a la batería y se descompensó. Tuvimos muchos problemas de sonido y todo eso hace que se vaya generando un cúmulo de situaciones”, advirtió.

Llevo veinte años en la música, no sé cuantos conciertos he podido hacer en mi vida. Un día una tiene un problema técnico y te ponen a caer de un burro… No creo en la mentira, en la falsedad, en el hablar por hablar, en lo fácil que le resulta a la gente hablar sin saber lo que dice y sin pensar en el daño que puedan hacer”, sentenció la otrora integrante del grupo La Oreja de Van Gogh.

Esta no es la primera vez que se cuestiona el estado en el que Amaia Montero sube al escenario, ya que en 2009, durante la gala de los premios 40 Principales, la cantante tuvo serias dificultades para llegar hasta el escenario.

Entonces, la rubia intérprete justificó su comportamiento diciendo que estaba tomando ansiolíticos para combatir la ansiedad que le produjo la muerte de su padre.

Los medicamentos, junto a la conmoción de ganar un premio por su disco, hizo que saliera en mal estado al escenario.

Fuente: Excélsior

ra