5 tendencias en series del año que termina

Termina el 2017 y fueron cientos las horas de series producidas que llegaron a las pantallas de América Latina. Denominada por algunos la era de Peak TV y por otros la Tercera Era Dorada de la Televisión, lo cierto es que estamos viviendo una época de multiplicación de las ficciones televisivas, que no paran de captar más y más seriéfilos ávidos por nuevas historias. Entre este mar de contenidos, que parece apuntar a múltiples direcciones, HBO identifica las principales tendencias en series que dominaron el año que termina.

FANTASÍA Y CIENCIA FICCIÓN

La atracción de las audiencias por la ciencia ficción no es algo propio de esta era. Sin embargo, vemos en las grandes producciones de ciencia ficción y fantasía de los últimos años un espacio de profunda reflexión sobre los conflictos de la sociedad actual. El épico mundo de Westeros, Game of Thrones, el cual sigue generando conversaciones globales acerca de las luchas de poder, las alianzas y estrategias del mundo político y militar, da lugar a permanentes paralelismos con el manejo de la política local e internacional. Por su parte, Westworld, estrenada a fines de 2016 y con su segunda temporada confirmada para 2018, a partir de un universo de robots creados por el hombre, levanta múltiples preguntas acerca de los límites de la humanidad, su conciencia, su independencia y su destino. The Leftovers, serie que en 2017 llegó a su final con su tercera y última temporada, puso en jaque nuestras creencias religiosas cuando desaparce el 2% de la población mundial, después de un misterioso fenómeno mundial llamado “Ascensión”.

MUJERES REALES

El 2017 estuvo dominado por historias de mujeres, que lejos de transmitir un ideal de perfección, plantearon las problemáticas actuales del universo femenino. Big Little Lies, la serie ganadora del Emmy, protagonizada por Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Shailene Woodley, Zoë Kravitz y Laura Dern, reveló una compleja trama de violencia de género, mientras exploraba el mito social de la perfección y las contradicciones existentes bajo la idealización del matrimonio, el sexo, las relaciones familiares y la amistad. Con la creación de Girls, serie que ya llegó a su última temporada en 2017, Lena Dunham abrió diálogos de temas femeninos que identificaron profundamente a las audiencias de las nuevas generaciones, con relaciones de pareja y amistades y un tratamiento del cuerpo y la sexualidad que se distancian de cualquier idealización. Insecure se enmarca en la misma tendencia. Issa Rae sigue la amistad de dos mujeres afroamericanas que con sus propios defectos intentan navegar por diferentes mundos. La serie explora temáticas como el racismo y desafía los estereotipos asociados a las mujeres afroamericanas. Finalmente, Veep, es la comedia protagonizada por la genial Julia Maria Dreyfus, quien retrata la carrera política de Selina Mayer en un mundo dominado por los hombres, quien a pesar de sus imperfecciones y de sufrir una serie de hilarantes humillaciones en su carrera profesional, llega (y luego abandona) a la presidencia.

CRIMEN, PODER Y CORRUPCIÓN

Otra de las tendencias ya consolidadas de los últimos años son aquellas producciones que desnudan el sistema policial y judicial, dejando al descubierto tramas de corrupción o negligencia. Este espacio fue inaugurado por The Wire, la aclamada serie de HBO que consagró a David Simon como Director, y fue un punto de inflexión en el género, recorriendo el submundo de las drogas en un retrato realista de la ciudad de Baltimore. Otro ejemplo, es The Night Of, la miniserie en la que Riz Ahmed (ganador del Emmy por su interpretación) es un joven universitario acusado de asesinato que debe enfrentar un sistema racista en su contra mientras lucha por demostrar su inocencia. Desde América Latina, este año exponentes de esta tendencia, como La Vida Secreta de las Parejas, la producción brasilera que involucra a todas las capas de la sociedad, desde las relaciones personales más íntimas, hasta la peligrosa conexión entre el poder político y las grandes corporaciones, donde la ley del más fuerte se convirtió en la ley del más cruel.

GRANDES COMEDIANTES

El 2017 también marcó el desembarco en la pantalla de HBO de grandes comediantes. El genial Larry David interpreta una versión exagerada de sí mismo en una descripción irónica de su vida en la novena temporada de Curb your Enthusiasm. La serie retrata al mismo Larry David, más políticamente incorrecto que nunca, después de su éxito con Seinfeld. Por otro lado, la propuesta de Crashing está basada en la experiencia del propio comediante Pete Holmes, quien hace de la serie una semi autobiografía. La historia gira alrededor del personaje de Holmes, Pete, un joven comediante que sigue una carrera en el circuito stand-up y luego de que su esposa lo engaña se cruza con varios reconocidos comediantes del circuito de Nueva York, haciendo de sí mismos, como Artie Lange y T. J. Miller.

ADAPTACIONES LITERARIAS

El boom de las adaptaciones literarias. Desde los estantes de bestseller en las librerías hasta convertirse en éxitos que cautivan a audiencias a través de las pantallas de HBO, son múltiples los títulos que han inspirado a productores y guionistas para construir afamadas producciones del canal. Este año hubo excelentes ejemplos de estas adaptaciones. Big Little Lies se basa en la novela escrita por Liane Moriarty. Reese Witherspoon y su casa productora Pacific Standard, junto con Nicole Kidman y su productora Blossom Films, compraron los derechos de la novela para el cine y la televisión. Por su parte, The Leftovers, la original serie de misterio, está basada a su vez en el bestseller de Tom Perrotta. A nivel local, El Jardín de Bronce y El Hipnotizador están ambas basadas en las obras de los argentinos Gustavo Malajovich y Pablo de Santis. El Jardín de Bronce fue la primera novela de Gustavo Malajovich, convertida en una serie de 8 episodios protagonizada por Joaquín Furriel. Por su parte, la serie El Hipnotizador protagonizada por Leonardo Sbaraglia está basada en el cómic que Pablo de Santis creó junto al ilustrador Juan Saenz Valiente.

Fuente: hm comunicaciones

ra