Rock in Río abre sus puertas sin extrañar a Lady Gaga y con gritos anti-Temer

Río de Janeiro, 15 sep (EFE).- El Rock in Río 2017 abrió hoy sus puertas para el primero de los siete días del festival en Río de Janeiro sin extrañar a Lady Gaga, que canceló su actuación la víspera por motivos médicos, y con gritos contra el presidente brasileño, Michel Temer, nuevamente acusado de corrupción.

Las puertas para el público en la nueva Ciudad del Rock, que los organizadores montaron este año en el Parque Olímpico de Río de Janeiro, fueron abiertas a las 14.30 hora local (17.30 GMT), casi cuatro horas antes de la presentación de la primera de las atracciones de la noche.

Los 100.000 espectadores esperados para la primera jornada, por lo mismo, tendrán tiempo para disfrutar del parque de diversiones construido en los 300.000 metros cuadrados del Parque Olímpico, especialmente de las atracciones mecánicas como la Rueda de Chicago, la Tirolina de 20 metros de altura y la montaña rusa, o de los dos gimnasios destinados a los juegos electrónicos.

La espera de varias horas de algunos de los espectadores que acamparon desde anoche frente a la Ciudad del Rock y el fuerte sol que premió hoy a Río no desmotivó a los más politizados, que corearon en diferentes ocasiones el “Fuera Temer”, el estribillo más emblemático de los grupos que exigen la renuncia del jefe de Estado.

Las protestas, aunque tímidas pero que mostraron que los rockeros no se incluyen entre los alienados políticos, se produjeron un día después de que la Fiscalía solicitara la apertura de un juicio penal contra el mandatario por los delitos de asociación para delinquir y obstrucción a la Justicia.

Se trata de un nuevo proceso que mantiene contra las cuerdas al Gobierno de Temer, salpicado por numerosos escándalos de corrupción.

El anuncio la víspera de que Lady Gaga, la principal atracción que había sido anunciada para esta noche, no podría asistir por problemas médicos tampoco desanimó a los miles de asistentes que entraron corriendo a la Ciudad del Rock.

La “reina del Pop” debía ponerle el broche de oro a esta noche pero la organización del evento anunció el jueves que “debido a fuertes dolores estaba imposibilitada de actuar y que será sustituida por el grupo Maroon 5, que tenía previsto actuar el sábado y de esta forma realizará dos conciertos seguidos

“Que se jodan. Queremos Diversión. Veremos a Maroon 5 y a Pet Shop Boys. Venimos de Ouro Preto porque el Rock in Río es lo mejor de Brasil”, dijo a Efe un espectador procedente de la histórica ciudad de Ouro Preto.

“Lamentamos mucho. Estamos muy tristes por ella estar enferma. Entendemos que ella esté en esta situación, pero vamos a aprovechar. Y vamos a divertirnos de la misma forma”, dijo otro procedente de la ciudad de Sao Paulo.

Según los organizadores, pocos espectadores habían anunciado hasta ahora que exigirían la devolución de su dinero.

Maroon 5 tendrá hoy como teloneros a la carismática cantante Ivete Sangalo, “la reina del Axé” (un género brasileño nacido en las fiestas del carnaval), el dúo popero inglés Pet Shop Boys y los australianos 5 Seconds of Summer con su popular pop punk.

Tras un primer final de semana con atracciones más orientadas al pop, la situación será diferente la próxima semana, cuando el heavy metal estará representado por bandas como Def Leppard, Alter Bridge, Incubus y Guns N’ Roses, y el rock por grupos consagrados como Aerosmith, Bon Jovi, The Who y Red Hot Chili Peppers.

El Rock in Río de este año será la décimo séptima edición del festival y la séptima en Río de Janeiro, en donde el evento nació en 1985, antes de comenzar a turnarse con ciudades como Madrid (tres ediciones), Lisboa (seis) y Las Vegas (una).

Los organizadores calculan que el festival, que consideran como el mayor evento de música y entretenimiento del mundo, ha ofrecido en sus 17 diferentes ediciones 1.604 atracciones en 101 días de espectáculos para cerca de 8,5 millones de asistentes.

 

Fuente: EFE