Harrison Ford se convirtió en el agente de tránsito más duro de Nueva York, y no estaba actuando

El vehículo en el que viajaba el actor quedó atascado y él no dudó en bajarse e indicarle a los demás la salida para poder continuar por un camino alternativo.

En su papel más realista, Harrison Ford es el policía de tránsito más gruñón de Nueva York. Todo sucedió el último domingo. El Mercedes Benz del actor quedó atascado entre los vehículos cerca de un túnel en el centro de Manhattan. Cansado de esperar, decidió tomar medidas.

Al parecer, la estrella de cine no tenía tiempo para perder, así que dada la ausencia de autoridades, salió de su auto y comenzó a dirigir al resto de los que estaban parados para que pudieran incorporarse de nuevo a la circulación.

“¡Vamos! ¡vamos!”, le grita el actor a uno de los conductores mientras le da indicaciones.

Los espectadores rápidamente descubrieron que se trataba del actor y grabaron la escena en la que se puede ver a Ford vestido con traje y corbata y un tanto alterado.

Algunos peatones lo miraron atónitos creyendo que se trataba de un rodaje de alguna película, otros ni siquiera se percataron de que era el auténtico Harrison Ford.

Antes de que sus fans le pidieran una selfie y tras salir del gran atasco, Ford se subió rápidamente a su vehículo y se fue indignado por haber perdido el tiempo.

Fuente: Infobae

ra