Los ‘ángeles’ de Victoria’s Secret sobrevuelan París

El Gran Palais de París se ha llenado de ángeles. Bajo su cúpula de cristal, 51 modelos han lucido este miércoles por la noche 82 looks y las preciadas alas de Victoria’s Secreten el evento de moda más seguido del mundo. Convertido hoy en una operación de márketing digna de estudio, no hay ningún otro desfile en el que la colección importe tan poco y se le dé tanto espacio en los medios de comunicación. Y es que el show ha ganado el terreno a la moda.

El ángel Elsa Hosk ha sido la primera en desplegar su encanto sobre una pasarela salpicada de purpurina. Tras ella, las veteranas Alessandra Ambrosio y Adriana Lima e Irina Shayk, que con su doble aparición ha confirmado sin palabras su embarazo del actor Bradley Cooper. Casi dos horas de desfile hasta que Lily Aldrige ha aparecido por última vez, jaleada —como todas— por las 2.000 personas del público, y ha sido la encargada de poner el punto final antes del habitual carrusel de maniquíes bajo una lluvia de confeti dorado.

Desde que a finales del mes de octubre la marca creada por Roy Raymond en 1977 —cuando decidió no volver a pasar vergüenza comprando lencería para su mujer— anunciara que su esperado desfile se trasladaba por primera vez a París(solo ha salido dos veces de Estados Unidos, en el año 2000 fue en Cannes y en 2014, en Londres), no ha habido semana en que Victoria’s Secret no haya sido protagonista de titulares. Primero descubriendo a cuentagotas las modelos seleccionadas entre las 500 aspirantes por el director de casting John Pfeiffer, después con el anuncio de quién iba a lucir la joya de la corona. Esta noche Jasmine Tookes, de 25 años, se ha convertido en otra de las protagonistas al llevar el sujetador Bright Night Fantasy Bra, diseñado por Eddie Borgo con diamantes y esmeraldas (en total, 450 quilates), que ha requerido de unas 700 horas de trabajo y está valorado en 3 millones de dólares. Antes de la noticia de la partida uniformada (camiseta rosa, color marca de la casa, y vaqueros) de las modelos rumbo a la capital francesa, se reveló el nombre de los tres artistas invitados a amenizar el espectáculo.

Bruno Mars, The Weeknd y Lady Gaga—los dos primeros ya han actuado antes en el desfile— se han encargado de poner la nota musical y también han sido los últimos en desfilar sobre la pasarela de un show en el que Victoria’s Secret echa toda la carne en el asador. El cantante Lenny Kravitz, el diseñador Riccardo Tisci y la estilista Carine Roitfield han estado entre el público. Sin cifras oficiales, varios medios especializados calculan que el show cuesta unos 12 millones de euros (Fantasy Bra aparte). Algo que contrarrestan con lujosos patrocinadores como Cîroc, marca de vodka protagonista del brindis oficial de los famosos ángeles tras el desfile y responsable del acceso de EL PAÍS a la exclusiva lista de invitados. Los tres cantantes están en pleno momento de éxito y todos acaban de presentar nuevos discos. Y saben que, sin llegar al nivel del intermedio de la Super Bowl, actuar esta noche era la oportunidad perfecta para darse publicidad ante millones de personas.

LHBS-elpais.com