Guillermo Arosemena: Historia del AHG: 2011-2014

Los guayaquileños siempre han apoyado la autonomía, actitud natural frente al centralismo quiteño. Así nacieron muchas instituciones a través de los años. La autonomía evita politizar cargos y funciones. En el Archivo Histórico del Guayas (AHG), Julio Estrada Y. fue 18 años director, luego 13, José Antonio Gómez I., pero con su renuncia y reubicación del AHG al Ministerio de Cultura, funcionarios que habían sido del Banco Central pasaron a dirigirlo. Personas de buena voluntad pero sin experiencia en historia o dirección, en lo último hay que tener dominio gerencial. El Ministerio de Cultura tenía problemas propios al ser de reciente creación. Desconozco el presupuesto asignado a AHG del 2011 al 2014, pero debió ser mínimo porque sus actividades declinaron notablemente. En esos años, instituciones del Gobierno Central publicaban libros de historiadores quiteños y otras provincias serranas. A continuación una pequeña muestra: Los constructores del Estado Nacional, de Patricia de la Torre, publicado por Semplades. La autora es de triste recordación en Guayaquil por su libro sobre la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG). A la segunda edición le cambió el título a Stato Nostro. La cara oculta de la beneficencia en Ecuador. El título habla por sí mismo. Recomiendo al director de la JBG sugerir la lectura a todo nuevo miembro. Es importante que conozcan el pensamiento de intelectuales izquierdistas, aquí se encuentra el texto: http://www.puce.edu.ec/sitios/ocpal/images/documentos/STATO-NOSTRO.PDF. Otros libros: La Revolución Juliana en Ecuador, de Juan Paz y Miño, publicado por el Ministerio Coordinador de Política Económica. La CIA contra América Latina, uno de sus autores, Jaime Galarza Z., publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Ahora entiendo por qué distinguidos diplomáticos son tan críticos de la Cancillería. Monopolios y poder en la historia de Ecuador. Varios autores, publicado por la Superintendencia de Poder de Control del Mercado. Debe haber no menos de 20 libros. ¿Cuánto se invirtió en esas publicaciones? Pero no hubo dinero para las del AHG.

Fuente: EXPRESO