Daniel Aguilera: “FEF, futuro impredecible”

Los últimos 12 años el fútbol ecuatoriano fue dirigido por Luis Chiriboga, un dirigente polémico desde todo punto de vista quien antes de llegar al sillón de la FEF tuvo un pasado político con el partido Social Cristiano y deportivo siendo presidente del Deportivo Quito, esto ultimo le sirvió como catapulta para vincularse al organismo rector del fútbol ecuatoriano.

En el camino Chiriboga fue tomando decisiones muy importantes que cambiaron la historia del futbol ecuatoriano, entre ellas mantener y darle prioridad a los torneos infanto-juveniles haciendo que estos tengan competencia permanente de una manera formal, claro está que por cuestión de gastos la mayoría de los directivos de los clubes se opuso a esta medida, sin embargo Chiriboga ganó la batalla y el resultado final fue la consecución de varias clasificaciones a campeonatos mundiales tanto de la Sub17 como de la Sub20, pasamos de ser participantes a protagonistas.

Otra gestión fue la Casa de la Selección un fantástico lugar en la cual la Tricolor puede entrenar para sus partidos eliminatorios el sitio sirve para concentración y entrenamiento aun en malas condiciones climáticas, a esto se suma la clasificación a varias copas del mundo con la selección mayor, algo nunca antes conseguido por directivos de la FEF, por primera vez los clubes ecuatorianos lograron vender sus derechos obteniendo ganancias y cotizandose a nivel local con precios mucho más equitativos.

Pero como todo no es perfecto en la vida Chiriboga terminó mal su ciclo ya que también fue manchado por FIFAGATE e involucrado en lavado de activos, algo que tiró al piso todo lo bueno que había conseguido, hoy el fútbol ecuatoriano está sintiendo la ausencia de buenas decisiones, para la mayoría de personas y me incluyo, al renunciar Chiriboga también debían renunciar los actuales directivos pues ellos también acompañaron al ex presidente de la FEF durante su gobierno, pues involucrados o no, en actos ilícitos, la ética y el manual de procedimiento hacía pensar todo eso.

Parece que hubiéramos retrocedido, estamos casi eliminados de la clasificación al mundial de Rusia, enredados entre comentarios y entredichos de quinto patio entre directivos y el entrenador de la tricolor, los aficionado que no son tontos saben que es hora de refrescar, de un cambio inminente, necesario pero para eso se necesita el candidato a ocupar ese sitio desgraciadamente mirando para todos los puntos cardinales es difícil encontrar directivos que se aproximen al perfil ideal para dirigir los destinos de la FEF.

En una encuesta realizada a periodistas y aficionados los directivos que cumplen el perfil son: El actual presidente de Independiente del Valle, el Ing. Michell Deller y Fidel Egas presidente de Universidad Católica, ambos directivos cumplen con dicho perfil, pues la similitud en sus trabajos dirigiendo sus clubes han sido muy buenos y podrían ser analizados ampliamente, ellos han demostrado con su trabajo que pueden armar una estructura de trabajo sólida y eficaz.

En el caso de Egas, este tuvo conflictos con la FEF por lo que fue suspendido, sin embrago entra en las preferencias de la mayoría de encuestados, al final lo que pide la afición es un cambio urgente y que el rumbo de la FEF y la Tricolor termine en las manos indicadas.