Guillermo Arosemena: Cuestión de cultura

Quien lee el siguiente comentario, publicado hace más de 150 años, cree que es una noticia de actualidad: “Chile es el más próspero y respetable entre las repúblicas sudamericanas. Ha construido carreteros y ferrocarriles […] los chilenos son más emprendedores que sus vecinos. Su comercio florece […] una importante cuota de la prosperidad se debe a la importante inversión extranjera […] a la superioridad del nativo chileno en relación con los hermanos españoles”.

Actualmente sigue siendo referente para cualquier nación de nuestra región. El primer ferrocarril en América del Sur fue construido en Chile por William Wheelwright, 1852. ¿Quién fue este personaje? Primero vivió en Guayaquil y fue el primer cónsul de Estados Unidos en el Puerto, en el primer consulado que tuvo ese país en Sudamérica. ¿Por qué no se construyó ese medio de transporte en Ecuador? Él vivió en los años de la Gran Colombia, cuando Guayaquil fue sitiada varias veces. Por la inestabilidad e inseguridad jurídica Wheelwright perdió su negocio y decepcionado se fue a Chile, donde consiguió autorización para que pudieran navegar vapores por las costas chilenas. Fue promotor y fundador de la Pacific Steam Navigation Co.; al primer vapor se lo bautizó con el nombre Chile, en agradecimiento al país que le había abierto las puertas. En 1917 la inversión extranjera de Chile era: inglesa=340, estadounidense=225, ambas cifras en millones de dólares; mientras en Ecuador, sumando la inversión de ambos orígenes no pasaba de 30 millones de dólares.

La cultura es factor indispensable para salir de la pobreza, hay centenares de libros escritos sobre el tema y existen expertos que se han dedicado por entero a ese estudio. La nuestra nunca ha estado orientada a la producción, carecemos de valores esenciales al progreso humano: disciplina, orden, armonía, respeto a la autoridad, pensamiento crítico, ver el trabajo como medio de realización del ser humano, etc. Los anglosajones los usaron para ser prósperos y a los asiáticos les sirven para elevar su nivel de vida.

Ecuador los necesita para dejar atrás pobreza y atraso.

Fuente: EXPRESO