David Morales: “The Undertaker, el más grande de la historia”

Mark William Calaway con 52 años de edad es la más grande súper estrella que haya pisado un ring en el deporte espectáculo llamado lucha libre.

Su técnica, resistencia, dominio en el ring y sobre el público a través de su personaje, le confiere para muchos la atribución de un deportista a nivel mayúsculo. Digno de ingresar al Salón de la Fama, desde una época en la cual solo era uno más, decidió generar un respeto que en 1991 tras vencer a Hulk Hogan se ganó para con los fanáticos.

Ser protagonista en una lucha calificada de cinco estrellas en una celda infernal ante el gran Shawn Michaels, fue un salto de calidad en los 90’ que sumado al gran momento cuando en 1998 le permitió a Mick Foley dar un salto, literalmente, a su gran carrera dio a entender que formaría y dejaría mucho en esta compañía.

Tener como compañero de fórmula a Kane generó muy buenos comentarios, tanto así que hasta cuando la edad ya pasaba factura por ambos, muchos querían ver como se juntaban los Hermanos de la Destrucción.

Una faceta que fue tomada en consideración por los analistas de la lucha libre fue cuando optó por un nuevo personaje, el popular motociclista rockero que pateaba el trasero de los demás. En aquel momento dejó de ser el príncipe y macabro personaje satánico que lastimaba en gran manera a los rivales, pero que contaba con mucha lentitud en sus movimientos. Con aquella nueva faceta se notó como ante enormes rivales como The Rock, Stone Cold, Triple H, Kurt Angle, Rikishi, entre otros su rendimiento llamaba mucho la atención.

Seguramente en el Madison Square Garden en el año 2004 se sintieron con la piel erizada tras el ingreso del ‘hombre muerto’ frente a su hermano. Luego de ello vino una época en la cual tuvo un feudo muy interesante frente a Batista, además del oportunista Edge.

Luchadores que llevaron su carrera a otro nivel tras enfrentar a The Undertaker, como también lo hizo en su momento Randy Orton en Evolución.

Calaway se ganó el corazón del mundo entero con estelares, títulos y más que nada una racha que a todos lastimó el día que finalizó ante Brock Lesnar. Más aún según varios conceptos con la despedida ante el criticado Roman Reigns, sin embargo circula por muchos que el ‘enterrador’ habría solicitado que su última lucha sea con él y no con otros elementos posesionados como John Cena.

No existirá nunca más un luchador con las agallas de sostener un combate hasta el final como lo ha hecho The Undertaker, es el mejor, hubo un antes, ahora y después que seguramente contaremos y presenciaremos en los eventos de pague por ver donde nos acordaremos que los guantes, saco y sombrero de la leyenda se quedarán por siempre en un ring.

David  Morales