José X. Orellana: El dólar quizás no aumente más de valor el 2017

El banco estadounidense Citi ha depuesto su predicción acerca de una caída del euro por debajo de la paridad frente al dólar, convirtiéndose así en el último prestamista importante en capitular y ceder con respecto a las previsiones a largo plazo de que ocurra un cambio histórico en uno de los grandes equilibrios monetarios del mundo.

Dicho cambio en su predicción, el cual fue enviado a sus clientes a última hora del día viernes en un comunicado de estrategia, respalda las revisiones realizadas por otros importantes participantes de los mercados de divisas, incluyendo Deutsche Bank, el cual la semana pasada ya se había alejado de su propia predicción de una caída a niveles de 0,95 dólares por 1 euro.

Las informaciones de las encuestas recientemente realizadas por Reuters demuestran que los diez principales bancos del mundo en negociar divisas se han visto obligados a retroceder sustancialmente las previsiones de una rápida caída por debajo de la paridad, la cual se había extendido desde que el dólar se recuperó con fuerza a finales del 2014.

Los analistas de Barclays y Morgan Stanley han incrementado su pronóstico de 1 año a 99 centavos de dólar desde 95 centavos que habían predicho con anterioridad, mientras que otros participantes importantes de dicho mercado, tales como Bank of America Merrill Lynch, BNP Paribas y Goldman Sachs vaticinan su cotización en 1 dólar o más.

JP Morgan prevé al euro en $ 1.15 hacia finales del año, mientras que HSBC ha estado pronosticando un rebote a $ 1.10 o más durante meses.

Los analistas de Citi, el mayor operador de divisas del mundo, recortaron sus pronósticos con respecto al dólar, elevando su objetivo para el euro en los próximos seis meses a niveles de $ 0,98 a $ 1,04.

Se citaron diversos factores tales como las actuales señales de que los planes fiscales y tributarios del presidente estadounidense Donald Trump podrían sufrir retrasos, así como las crecientes expectativas de un endurecimiento de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo este año y, además, la probable derrota de la candidata antieuropea Marine Le Pen en Francia.

“Nuestros pronósticos a mediano plazo siguen asumiendo un alza global de 3 a 4% a nivel mundial sin diferenciar mucho entre el G10 (Grupo de los Diez se refiere al grupo de países que accedieron participar en el Acuerdo General de Préstamos GAB) y los movimientos por parte de los mercados emergentes (NDR como Ecuador)”, dijo el comunicado.

“Esta proyección es menor que las anteriores, ya que refleja una reactivación del comercio debido a la “reflación”, a las expectativas de políticas más estrictas fuera de los EE.UU. y a cierta decepción existente acerca de los posibles logros de la Administración Trump”.

El día lunes, el euro logró ganancias por un cuarto día consecutivo frente al dólar hasta negociarse en niveles de 1.0753 dólares.

Sin embargo, el gran riesgo para el euro reside en una sorpresa política de una u otra de las principales elecciones nacionales programadas o previstas en Europa este año.

El estratega de JP Morgan, Paul Meggyesi, cuyas perspectivas respecto del dólar son muy negativas para el futuro, señala, sin embargo, que el candidato francés de extrema derecha Marine Le Pen y otros tienen el potencial de alterarlas.

El dólar ha estado cayendo constantemente desde que la Reserva Federal de Estados Unidos subió las tasas de interés la semana pasada, pero dicha alza se detuvo al no existir un señalamiento de que se implementaría un ajuste monetario mucho más acelerado.

“Nos sentimos cómodos con la forma en que las cosas se están desarrollando.” El crecimiento de Europa Occidental parece estar en el justo equilibrio para mejorar y, trasponiendo la incertidumbre política europea, es muy probable que hayamos vivido los niveles mínimos en las cotizaciones del euro versus dólar “, señaló Meggyesi.

“La actual reacción del precio nos permite confirmar una tesis clave en nuestra previsión, aquella de que el ritmo en la subida de las tasas por parte de la Reserva Federal norteamericana no es suficiente para que el dólar se reactive”.

Un elemento señalado consistentemente en las últimas semanas por parte de los analistas es el gran peso del comercio y del dinero del banco central, los cuales favorecen al euro mes a mes.

El enorme superávit en cuenta corriente por parte de Alemania se ha disparado a más de 30.000 millones de euros mensuales, y los datos advierten que los bancos centrales checos y suizos han acumulado alrededor de 13.000 millones de euros al mes cada uno a través de intervenciones en los mercados.

La información y datos del mercado de futuros de Estados Unidos mostraron el viernes que las “apuestas” en contra del euro aún siguen sumando más de 5.400 millones de dólares, sin embargo, dichas “apuestas” se encuentran en su nivel más bajo desde mayo del año pasado.

La agencia de noticias Reuters, fundada en 1850 por el empresario Paul Julius Reuter, con sede en el Reino Unido, es célebre y ampliamente conocida por proveer información a medios de comunicación y mercados financieros.

Sin embargo, aproximadamente el 90% de sus negocios provienen de ofrecer investigaciones, análisis y diversos productos de mercadeo que posibilitan a los diferentes agentes y operadores la compraventa de divisas y acciones a través de sus computadoras.

Si el valor del dólar se mantiene o se deprecia sería una gran ayuda para nuestras exportaciones no petroleras dado que un dólar barato mejora su competitividad.

LEA TAMBIÉN 

Impacto y caos en el transporte marítimo

Brasil abre su mercado al camarón ecuatoriano

La política monetaria de EE.UU.