Brasil: Fútbol, samba, batucada y precios altos

Brasil es un destino imperdible para aquellos quienes tienen en mente vivir verdaderos momentos de alegría. El fútbol, la samba y la batucada son parte y esencia que identifican plenamente al país que albergará el próximo campeonato del mundo del 2014.

En nuestra estadía en Brasil pudimos palpar esa verdadera esencia llamada fútbol, a tal punto que si compara con lo que se vive en otros países futbolizados como Argentina no hay duda de que los brasileños tienen un plus y al parecer ese plus es la alegría; esta mezcla mágica hacen la alquimia perfecta que seguramente enamorará a quienes asistan al mundial.

Como periodistas tuvimos la oportunidad de dialogar y compartir ideas con técnicos y jugadores de alto nivel  con figuras importantes como Del Bosque, Cannavaro, Sabella o Fabio Capello; estos y otros personajes dialogaron en Radio Huancavilca y hablaron de Ecuador como equipo y podemos resumir que para ellos Ecuador es un equipo respetable.

Para quienes van al mundial a ver a la selección es importante que sepan que habrá un clima diferente en cada sede, como 45 grados a la sombra en Manaos u 8 grados en Porto Alegre. Por fortuna a Ecuador le tocaron sedes en las que por lo menos el clima no será desfavorable, ya que la temperatura será de 38 grados, sin embargo no está demás tomar las precauciones necesarias tanto para los jugadores como para los fanáticos que seguramente estarán apoyando a la tricolor.

Brasil cuenta con buenas carreteras, pero sus aeropuertos aún tienen el viejo estilo: durante el último sorteo hubo pequeñas quejas, sin embargo habrá que  planificar y mejorar ya que por lo menos para cada sede habrán unos 100.000 visitantes, cifra que podría ser exagerada pero que no está lejana a la realidad.

Otro ítem importante para quienes visitarán Brasil es la comida, abundan las churrasquerías, pues también hay diferentes tipos de carnes y ensaladas para disfrutar a buen precio durante el campeonato del mundo: Donde usted puede caerse para atrás será seguramente en los precios de la estadía, pues a la voz de “Llegó el Mundial” los valores de los hoteles se dispararon y un hotel que para esta fecha cuesta  40 dólares podría llegar a costar hasta 350 dólares.

En fin, este no será un mundial barato ni para sudamericanos, ni europeos, ni asiáticos, ni africanos. Será un mundial de grandes oportunidades para los brasileños, pues finalmente ellos pondrán los goles, la samba, la alegría y los precios.

Por Daniel Aguilera Ríos