La Vicepresidenta es muy unida a su padre

Ella asistió a recibir los restos mortales de Ernesto Che Guevara, en La Habana, en 1997. María Alejandra Vicuña, la vicepresidenta de Ecuador, estuvo entre los cientos de jóvenes del continente que rindieron un homenaje póstumo al comandante Guevara, en la Plaza de Revolución José Martí, en la capital cubana.

Ese episodio revela su pensamiento político de izquierda, alimentado por los discursos de su padre, Leonardo Vicuña. Ambos fueron fundadores de Alianza Bolivariana Alfarista (ABA) y del movimiento Alianza PAIS (AP).

 Su vida está marcada por la política: creció rodeada de militantes y de colegiala participó en los eventos proselitistas que organizaba su padre, Leonardo Vicuña. Ella, que lo admira mucho,  fue dirigente de juventudes y  salía a marchas y caravanas.

Tiene dos hermanos mayores: Leonardo y Marcela; una hija, Emilia, de 16 años, y 8 sobrinos, de 4 a 24 años. Es muy familiar y vive al lado de la casa de sus padres en el puerto principal.

“Su inspiración es su hija y adora a sus sobrinos; ve películas con ellos los domingos”, dice su hermana. La Vicepresidenta es solidaria, cariñosa y generosa, según la descripción de su hermano, quien lleva el mismo nombre de su padre, Leonardo Vicuña.

Eso coincide con una anécdota de la Segunda Mandataria. Ella se estrenó en el mundo laboral en el Ministerio de Turismo. Tomó su primer sueldo e invitó a comer a seis niños que lustraban zapatos al pie de su oficina. Su hermano destaca la calidad humana de la segunda ciudadana del país y pone otro ejemplo: un señor, de la tercera edad y con distrofia muscular, pedía dinero en el parque de Urdesa, entonces la Vicepresidenta habló con la Embajada de Cuba, hizo todos los trámites y no descansó hasta que lo enviaron a dicho  país para un tratamiento médico que mejoró su vida.

“Es un ser humano excepcional, siempre solidaria con los demás y especialmente con los más necesitados”, subraya su padre.   Vicuña estudió  Finanzas y Psicología Clínica en la Universidad de Guayaquil. Hizo un masterado en  Administración de Empresas, pero aún no hace la tesis para recibir ese título. Vicuña ha tenido una trayectoria laboral atada a la política durante la última década.

Fue coordinadora de Talento Humano del Servicio de Rentas Internas (SRI), en el 2007.  Dos años más tarde (2009) fue  asambleísta nacional de PAIS por Guayas. En 2013 ganó nuevamente una curul provincial por ese movimiento. En la Asamblea fue vicepresidenta de la Comisión de Salud e integró el Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres.

Además fue coordinadora del grupo Parlamentario por la Garantía de los Derechos de la Niñez y Adolescencia. En el Parlamento la oposición recuerda que defendió, con vehemencia, las enmiendas constitucionales para la reelección indefinida, propuesta por el expresidente Rafael Correa. Esa intervención  se encuentra en las redes sociales.

En cambio, su carrera política en el actual Gobierno empezó en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, en mayo de 2017, y terminó en la Vicepresidencia de la República.  Desde el 4 de octubre fue Vicepresidenta encargada en reemplazo de Jorge Glas, detenido y sentenciado a 6 años por corrupción en el caso Odebrecht.

El 6 de enero de 2018 fue electa Vicepresidenta en la Asamblea, con 70 votos a favor de los 106 legisladores presentes. “Sabíamos que iba a llegar muy lejos. No se nos hizo raro que ocupase un cargo importante en el Gobierno. Eso significa que el presidente Moreno valoró su trabajo e identificó las cualidades de mi hermana para ello. María Alejandra es muy inteligente, leal y elocuente.

Tiene dotes de líder”, manifiesta su hermano.  Tiene un temperamento fuerte, pero es dulce y muy unida a su familia, señala su hermana. “Es natural, espontánea, alegre, amiguera”, reconoce Gina Godoy, exasambleísta de AP. La familia tiene un chat para comentar sobre la política y los problemas de la casa. Además, la Vicepresidenta creó un segundo chat solo para los tres hermanos.

Es muy activa en la comunicación tecnológica: a veces contesta a las 02:00 o 03:00 de la mañana y les pide apoyo y consejos. Vicuña es dormilona, su comida favorita es la carne de “la Pocha” y la salchicha negra. Ha hecho dietas para controlar su peso, sostiene su padre.

No es deportista, aunque en el colegio era de la selección de fútbol y jugaba como defensa. También le gusta el cine, la lectura, pero sobre todo la música y las peñas. Toca la guitarra y canta. Se reúne con sus amigos y pide sus canciones favoritas: ‘Unicornio azul’, de Silvio Rodríguez; ‘Hasta siempre comandante’, de Carlos Puebla; y tangos, un gusto que heredó de su madre. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/la-vicepresidenta-es-muy-unida-a-su-padre
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec