La ‘Culebra’ Castillo salvó a Barcelona en un empate lleno de emociones y frenando opciones en el Capwell

Todo era de color azul, todo era emoción en la casa de los millonarios, pero en el último aliento llegó la emoción de los canarios, al llevarse un empate en el estadio Banco del Pacífico Capwell por la fecha 15 en el Clásico del Astillero.

En la primera etapa, azules y amarillos nos entregaron un gran ritmo con intensidad y mucha behemencia en ambas arias, llevando peligro a los pórticos defendidos por Dreer y Banguera.

Cuando Emelec era más que Barcelona, lo superaba en el juego, traduce aquello en GOL en una jugada que Preciado define de manera genial ante la salida del golero canario y adelantó a los millonarios en apenas 11 minutos.

La emoción amarilla se dio cuando Barcelona había mejorado en el compromiso, no era tan claro pero llevaba peligro al área azul y Arroyo cambió una mano penal por grito amarillo que emparejó las acciones.

En la segunda mitad, la continuidad de los hechos llevaba a pensar que los tres puntos se iban a quedar en casa, cuando todo parecía pensar que la victoria era azul con el GOLAZO de Angulo, llegó la última emoción de Castillo con el casi gol olímpico de Ayala, que fue empujado por la culebra.

La próxima jornada del campeonato los tendrá a los azules recibiendo al Técnico Universitario y a los canarios visitando al Macará en el estadio Bellavista de Ambato.