Ferrer deja ver en Quito su grandeza y analiza el juego ante Lapentti

El tenista español David Ferrer dejó ver hoy en Quito su grandeza profesional y personal en una comparecencia ante la prensa, en la que analizó el juego que sostendrá mañana sábado ante el ecuatoriano Nicolás Lapentti.

Y es que la humildad de Ferrer captó el interés de los periodistas locales, quienes contrastaron esa cualidad con la grandeza que alcanzó en el tenis mundial.

Ferrer se medirá mañana a Lapentti en el marco del XII Máster de Quito.

“Venir (a Quito) fue fácil porque conozco hace mucho tiempo a Luis Adrián Morejón (organizador del torneo) y a Nicolás Lapentti, al cuál admiro mucho como tenista, además como persona”, precisó a el siempre sonriente tenista español.

El exnúmero 3 de la clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) en 2013 y triple campeón de Copa Davis (2008, 2009 y 2011) resaltó la oportunidad que se le presentó para venir a Ecuador y, de manera especial, a Quito.

“Sé que detrás de todo esto hay mucho trabajo, mucho sacrificio, para efectuar este torneo que tiene tanta historia, por lo que los invito a todos para que vengan a disfrutar de un buen tenis; eso espero, porque yo nunca he jugado a tanta altura (como la de Quito, a 2.850 metros sobre el nivel del mar)”, añadió.

“Espero no defraudarlos, entraré a dejar todo en la pista y, si no, me pondré de acuerdo con Nico (Lapentti) para que cometa muchas faltas para detener un poco el juego”, bromeó entre risas de los reporteros.

Ferrer, de 35 años, ganó 27 títulos en individuales, incluido el Máster 1000 de París en 2012, y fue finalista en seis torneos similares que disputó en Miami, Montecarlo, Roma, Cincinnati, Shanghai y París.

Por su parte, Lapentti, que se retiró a nivel profesional en el año 2011 debido a una lesión, alcanzó el sexto puesto de la ATP en 1999, se enfrentó y ganó a Ferrer por la segunda ronda en el Abierto de Cincinnati en 2008. EFE