Usain Bolt lamenta vocación de compatriotas suyos sacrificando la excelencia por la plata

Una vez retirado de la alta competencia, luego de protagonizar modesta participación atravesada por lesiones en el Campeonato Mundial de Atletismo ‘IAAF’ de Londres, celebrado en agosto pasado, Usain Bolt tomando en cuenta lo ocurrido en dicha cita ecuménica pronostica la imbatibilidad de los récords marcados por él en las distancias de los 100 y 200 metros planos durante largo, larguísimo tiempo, ratificando esto porqué ganó la consideración de mejor velocista de la Era Moderna, relegando a figuras de antaño del anillo a planos secundarios, como por ejemplo Carl Lewis.

Siendo protagonista de evento publicitario organizado por uno de los principales auspiciantes suyos, la marca de relojes ‘Hublot’, en la ciudad japonesa de Kyoto, fue tajante el plusmarquista jamaiquino para negar cualquier posibilidad de ser superado en el corto plazo en la ostentación de las principales marcas de las pruebas madres del corto alcance en las disciplinas pedestres, que siendo dominadas en el transcurso de la última década por el octuple campeón olímpico, definitivamente confirman su leyenda en el mundo del deporte:

“En estos momentos pudieran haberse batido mis récords, pero ahora no lo espero”, añadió el jubilado corredor antillano, quien descarta la aparición de cualquier competidor para optimizar los cronos de 9″.58, en la modalidad de los 100, y 19″.19, en el caso de los 200, refrendados a finales de la década pasada.

Finalmente, Bolt, con la sinceridad característica, lamentó la vocación actual de varias nuevas figuras de Jamaica en el tartán, quienes están sacrificando la excelencia por la plata: “He visto que muchos atletas jóvenes, tan pronto como obtienen su primer contrato y empiezan a ganar dinero ya están satisfechos con ello”.