Marc Márquez es el campeón más joven de MotoGP

El piloto español Marc Márquez  (Honda) logró este domingo el campeonato mundial de MotoGP, el más joven en la  historia de la disciplina, al acabar en tercera posición en el Gran Premio de  Valencia, una prueba en la que venció el piloto de Yamaha Jorge Lorenzo.

Márquez, con 20 años y 266 días, se convierte así en el piloto más joven de  la historia en ganar en la categoría reina del motociclismo y lo consigue en su  primera temporada, algo que no se vivía desde hace 35 años.

El joven prodigio español aventajaba en 13 puntos a su máximo rival antes  de iniciarse la carrera y tenía suficiente con acabar entre los cuatro primeros  en Valencia, última prueba del mundial, si Lorenzo ganaba la carrera.

El también español Dani Pedrosa finalizó en el segundo puesto, entre los  dos aspirantes al título.

Tras la última carrera del mundial, Márquez gana el título de MotoGP con  334 puntos, cuatro más que Lorenzo.

Como es habitual, Márquez, que partía desde la ‘pole’, no arrancó bien y  tanto Lorenzo como Pedrosa le adelantaron en los primeros metros.

Pronto se formó un grupo de cabeza, en el que además de los tres gallos del  mundial, viajaban el también español Álvaro Bautista y el italiano Valentino  Rossi.

Mientras Lorenzo y Pedrosa pugnaban por encabezar la carrera,  intercambiándose continuamente las dos primeras posiciones, Márquez veía esa  pelea desde una cierta distancia, aunque sin confiarse, ya que tanto Bautista  como Rossi estaban pegados tras él.

La carrera cambió en la vuelta 10, cuando Lorenzo metió la moto a Pedrosa  en una curva y el piloto catalán de Honda se salió de la trazada, cayendo a la  última posición del grupo de cabeza.

Márquez aprovechó esa maniobra para pasar a encabezar la prueba, aunque una  vuelta despúes el mallorquín volvió a tomar el mando, consciente de que el  líder del mundial no iba a arriesgarse a un accidente que pudiera dejarle sin  la corona mundial.

Por detrás, Pedrosa fue adelantando a Rossi primero y después a Bautista  para situarse de nuevo en tercera posición, justo por detrás de su compañero de  equipo Márquez.

Pasado el ecuador de la carrera, estos tres pilotos fueron distanciando a  sus perseguidores, con lo que las posibilidades de Márquez para acabar campeón  del mundo aumentaban cada vez más.

Cuando quedaban nueve giros para el final, Lorenzo batió el récord del  circuito, lo que le sirvió para sacar unos metros de diferencia sobre Márquez,  a quien no le inquietaba que su compatriota fuese lanzado hacia la victoria.

Vuelta a vuelta, el catalán, de solo 20 años, se acercaba a su gran  objetivo: el campeonato del mundo en su primera temporada en la categoría reina  del motociclismo mundial.

Al no arriegar lo más mínimo, Márquez fue adelantado por su compañero  Pedrosa a falta de cinco vueltas, pero esa circustancia tampoco influía en el  resultado final para el campeonato.

En esas últimas vueltas, Lorenzo fue incrementando su ventaja sobre los dos  pilotos de Honda, hasta cruzar en primera posición la línea de meta.

Era la octava victoria de la temporada para el vigente doble campeón del  mundo, por sólo seis de Márquez, pero el piloto catalán ha sido más regular (nueve ‘poles’ de 18 posibles, 11 vueltas rápidas y 16 podios) y no ha tenido los  problemas físicos y de caídas que lastraron las posibilidades de Lorenzo.