Rafael Nadal vuelve a jugar Copa Davis

Rafael Nadal, actual Nº 2 del mundo, vuelve a representar a España tras un año y nueve meses para liderar el equipo de Copa Davis que jugará en Madrid, contra Ucrania, por la permanencia en el Grupo Mundial. Sus compañeros serán Tommy Robredo, Fernando Verdasco y Marc López.

Nadal no jugaba con el equipo español desde el 4 de diciembre de 2011, cuando le ganó a Juan Martín del Potro el cuarto y definitivo punto de la final de la Davis ante Argentina en La Cartuja (Sevilla), que le dio la quinta ensaladera de plata a España.

Este retorno se dará del 13 al 15 de este mes, de local, en busca de mantener a su país en la elite que conforman los 16 mejores equipos del mundo para 2014.

Su ausencia durante este tiempo se debió en parte a la lesión de rodilla izquierda que lo tuvo apartado durante la pasada temporada durante siete meses de la competición y que luego le hizo ir con cautela en su proceso de readaptación al circuito ATP.

 Junto a Nadal, componen el cuarteto Robredo, que también regresa a la selección de su país desde su última presencia en marzo de 2010, Fernando Verdasco, que no jugaba con España desde la final frente a Argentina en diciembre de 2011, y Marc López, que ya estuvo en la final de 2012 contra República Checa y en la primera ronda de este año frente a Canadá.

Durante la semana de entrenamientos en la Caja Mágica acompañarán al grupo de los cuatro elegidos por el capitán español de Copa Davis, Alex Corretja, los jugadores Pablo Carreño y David Marrero.

 Este enfrentamiento contra Ucrania por la permanencia en el Grupo Mundial llega después que a principios de febrero de 2013, en la primera ronda del torneo, España perdió 3-2 en Vancouver ante Canadá, con un equipo formado por Marcel Granollers, Guillermo García López, Albert Ramos y Marc López. El héroe del rival fue Milos Raonic.

 Para este enfrentamiento contra Ucrania, el escenario elegido es la Caja Mágica de Madrid. La última vez que la selección jugó en la capital de España fue en 2008, en la eliminatoria de semifinales contra Estados Unidos. En esa ocasión el escenario elegido fue la plaza de toros de Las Ventas.