Felipe Caicedo en la banca, Empate a cero en el derbi romano tras la euforia de la Champions

Después de la increíble remontada contra el Barça, la Roma tenía otra de las citas importantes en su temporada, el derbi romano contra la Lazio. Los dos llegaban empatados a puntos en la zona alta y el duelo se presumía intenso, como siempre, y no defraudó, pero se dejaron los goles en casa.

El carrilero Bruno Peres tuvo la mejor oportunidad del partido a la media hora tras una buena jugada colectiva, pero su disparo, con Strakosha ya batido, impactó en el poste para alivio de los seguidores de la Lazio, que actuaba como local en el Stadio Olímpico y quería resarcirse de la dolorosa eliminación en la Europa League ante el Salzburgo.

Las ocasiones escaseaban y a la hora de partido y con la igualdad en el marcador, Simone Inzaghi dio entrada a Luis Alberto y Lukaku, que mejoraron a la Lazio. Sin embargo, la reacción de los celestes no pudo completarse debido a la expulsión de Radu por doble amarilla a falta de diez minutos para el final, y suerte tuvieron de conservar la igualada después de que Dzeko conectara un cabezazo al larguero que habría dado la victoria a la Roma.

El empate entre ambos equipos de la capital italiana mantiene la igualdad a 61 puntos, pero la Lazio continúa tercera ya que tiene un mejor balance de diferencia de goles a lo largo de la temporada.

MD