Gerard Piqué prepara una sorpresa para el Real Madrid en la Supercopa de España

Gerard Piqué vive los partidos contra el Real Madrid con muchísima intensidad. El central del Barça no duda ni un momento a la hora de hacer gala de su arraigado antimadridismo siempre que se mide al eterno rival de los azulgrana.

Incluso ya tiene preparada toda una sorpresita para el conjunto que entrena Zinedine Zidane, bajo una máxima muy sencilla: al enemigo, ni agua. O dicho de otra manera: no habrá pasillo para el equipo blanco, por mucho que se haya proclamado campéon de la Supercopa de Europa.

La plantilla azulgrana está decidida. No habrá homenaje al Real Madrid en los prolegómenos del partido de ida de la Supercopa de España. El gran impulsor de esta decisión ha sido Gerard Piqué y se ha visto inmeditamente arropado por todos los pesos pesados del vestuario.

No hay que olvidar que este encuentro se disputará en el Camp Nou, el próximo domingo. Hacerle el pasillo al eterno rival, en casa, tal y como anda el club en este momento, aún convulsionado por la marcha de Neymar al PSG, les parece a los azulgrana una humillación innecesaria. Y no permitirán que suceda.

Don Balón