El Real Madrid iría a Cibeles el domingo y no habría celebración en el estadio

La Liga, una fiesta que depende de un resultado, el que logren los de Zidane el domingo frente al Málaga en La Rosaleda, y de la que están totalmente aislados en Valdebebas.

Si el Madrid sale campeón, el equipo visitaría Cibeles el mismo domingo, ya de madrugada, teniendo en cuenta que el partido terminará sobre las 22.00 horas. La plantilla blanca viajaría a la capital para después acudir al encuentro de su afición en su fuente, donde le esperaría un buen puñado de madridistas como ha sucedido estos últimos años en los festejos de las dos Champions vencidas al Atlético.

Todo apunta a que el lunes no habría celebración en el estadio, una fiesta que se aplazaría hasta una posible consecución de la Copa de Europa en Cardiff. El lunes se reservaría para las tradicionales visitas a las instituciones y no a un recibimiento en el Santiago Bernabéu.

El club no quiere facilitar detalles de la posible fiesta por respeto al Málaga y en Valdebebas, aunque están obligados a contar con la posibilidad de visitar Cibeles la noche del domingo, son totalmente ajenos y sólo piensan en el partido ante el Málaga.

Diario Marca