ENTÉRATE: El Clásico de los 1.000 millones

El mundo del fútbol se paraliza este sábado para asistir a uno de los partidos más importantes de la temporada, uno de los eventos deportivos más televisados y seguidos. El ganador de la campaña anterior de LaLiga y el reciente campeón de Europa se miden en el torneo doméstico en el primer Clásico de la campaña. Se miden los equipos, y se miden sus estrellas: un Clásico de 1.049 millones de euros.

Esa es la cifra que entre los dos gigantes del fútbol español han desembolsado para contratar a sus actuales plantillas. Una cifra que sería mucho más alta si no hubiesen canteranos. Y es que, ¿cuánto habría costado ir al mercado a fichar a Messi, Busquets o Lucas Vázquez?

El Real Madrid es el vencedor del duelo en esta particular competición inversora. 613,4 millones ha costado la actual plantilla blanca. Y sólo Cristiano Ronaldo (94), Gareth Bale (91) y James Rodríguez (80) suman casi la mitad del presupuesto. Inversiones, por otro lado, ya amortizadas. El delantero portugués, por ejemplo, es el único hombre del Clásico que puede presumir de firmar más de un gol por partido desde que aterrizó en el equipo blanco: 363 duelos ha jugado y 377 tantos ha marcado. Ni siquiera Messi llega a esa cifra (469 goles en 545 partidos).

Entre 25 y 40 millones pagó el Real Madrid por otros diez jugadores de su plantilla. Cinco de ellos, indiscutibles para Zidane (Kroos, Modric, Benzema, Ramos y Pepe) y los otros cinco (Danilo, Isco, Morata, Kovacic y Coentrao), piezas más o menos importantes en el planteamiento del preparador francés con las lesiones de los titulares. Y es que con Zizou, todos tienen un papel importante en el equipo.

Mayor gasto blanco

También los canteranos. Es el caso de Nacho, que se formó en las categorías inferiores del conjunto madridista, subió del Castilla y no le costó nada a los blancos. El defensa se ha convertido en un pilar fundamental de este nuevo Madrid plagado de bajas, y lleva ya siete partidos como titular este curso.

Y el resto de jugadores blancos, han costado menos de diez millones. Entre ellos, titularísimos como Keylor (10), Carvajal (6,5) o Casemiro (9). Auténticas gangas que se han convertido en fundamentales para Zidane.

Los datos no mienten y estos dicen que el Real Madrid ha tenido que rascarse mucho más el bolsillo para poder confeccionar la plantilla con la que el sábado se presentará en Les Corts. La inversión de los catalanes ha sido notablemente inferior porque en sus filas cuenta con más jugadores que han llegado al primer equipo provenientes de la cantera. El caso más claro es el de Lionel Messi, un futbolista que en el mercado tendría un valor que superaría los 200 millones de euros y que los azulgranas ficharon cuando todavía era un niño.

Por si ese ahorro no fuera suficiente, resulta que el equipo catalán cuenta con otros tres titulares que también tuvieron coste cero. Son Sergi Roberto, Sergio Busquets e Iniesta, ahora mismo indiscutibles para Luis Enrique.

Los otros dos provenientes del filial, Masip y Rafinha, cuentan con una participación mucho menor en los planes del técnico culé.

No obstante, eso no implica que el Barcelona no se haya dejado un dineral en los últimos años para apuntalar su plantilla. Con la previsión de que sería sancionado por la FIFA, Zubizarreta fichó en abundancia en el verano de 2014. De todos los que vinieron en aquel momento, aún siguen en la plantilla Luis Suárez (81 kilos), Rakitic (18) y Ter Stegen (12).

Desde entonces, tampoco se han quedado quietos. Arda Turan, Aleix Vidal, Cillessen, Umtiti, Digne, Denis Suárez y André Gomes han llegado en los últimos dos años.

JG