Erazo y Cazares jugaron y Miller Bolaños fue suplente en la victoria de Gremio ante A. Mineiro

El Gremio derrotó este miércoles 1-3 al Atlético Mineiro, en el partido de ida de la final de la Copa de Brasil. El cuadro de Porto Alegre triunfó de visitante y toma ventaja para alcanzar su quinto título de esta competencia.

Gremio mostró su superioridad durante los noventa minutos de juego haciéndose del control de todo el campo y presionaron la salida de balón de los hombres dirigidos por Marcelo Oliveira. De esa presión nació el primer gol para Gremio, anotado en el minuto 29’ por Pedro Rocha, que terminaría la noche con un doblete convertido ya en el segundo tiempo.

Con la desventaja el ‘Galo’ se volcó más hacia la portería rival y obtuvo premio con un tanto de bella factura de Gabriel. Pero la alegría duraría poco para los locales debido a que el atacante Everton, que salió desde el banquillo por Douglas, culminara en el último minuto un contragolpe conducido por Pedro Geromel y volviera a poner tierra de por medio con el 1-3 definitivo.

En Gremio, Miller Bolaños se mantuvo en el banco de suplentes, mientras que en Atlético Mineiro, Frickson Erazo y Juan Cazares saltaron como titulares.

JG