Tres ultras del Legia, detenidos por generar desorden público.

La policía española detuvo a tres seguidores del Legia de Varsovia por causar destrozos esta madrugada en un bar de Madrid, en el que intentaron robar una caja registradora, un móvil y agredieron a dos camareras. Cuando las autoridades llegaron procedieron a la detención de los tres hombres violentos e intervinieron el móvil robado, según las fuentes y testigos cercanos al suceso.

Los hechos ocurrieron poco antes de las cuatro de la madrugada, cuando los tres hombres-polacos de 31, 33 y 34 años, llevaban tiempo ingiriendo alcohol en el bar y comenzaron a molestar e insultar a otros clientes,  hasta las camareras. En un momento dado intentaron robar la caja registradora y, al interponerse una trabajadora, le lanzaron un objeto. Después le quitaron el móvil a otra camarera que, al tratar de recuperarlo, recibió un cabezazo y resultó herida.

Los seguidores del Legia, la mayoría pacíficos y amantes del fútbol, tendrán como punto de encuentro la avenida de Brasil. Mientras que de los violentos nada se sabe de su llegada, ni de su presencia o no en el Santiago Bernabéu . Estos, tal y como ha quedado demostrado en otros partidos, son capaces de introducir las bengalas dentro de su cuerpo para evitar los controles.

SG