De cabeza por el equipo

Un hecho insólito se vio en el encuentro disputado por Boca Juniors y Argentinos Juniors. Gaspar Iñíguez, defensor del Bicho, perdió tres dientes por intentar cortar una jugada usando su cabeza.

Cristian Erbes, de Boca, avanzaba de contraataque cuando Iñíguez se lanzó de cabeza para detener la pelota, pero terminó estrellándose con el volante ofensivo.

Iñíguez recibió tarjeta amarilla y perdió los dientes, mas el desenlace de la acción pudo ser peor. “Gaspar puso literalmente la cabeza por el equipo, se mató en esa jugada”, relató el DT de Argentinos, Ricardo Caruso Lombardi tras el partido, que finalizó 0-0.