David Ospina, el seguro de una Colombia cada vez más próxima a Brasil

Sobre las 4:30 pm saltó David Ospina al terreno de juego. El antioqueño, que defiende la portería del Niza francés, pudo palpar la alegría del Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla una hora después de que las selecciones de Colombia y Ecuador pactaran el retraso temporal del choque debido al torrencial aguacero que impidió que el compromiso iniciara a las 3:30 pm.

David, con sus modestos guayos azules y en la parte delantera con una pinta naranja, comenzó a hacer calentamiento en compañía de sus compañeros Camilo Vargas (Santa Fe) y Faryd Mondragón ( Deportivo Cali), dirigidos por el preparador de arqueros, Eduardo Niño.

Ospina, titular inamovible del combinado patrio, hizo algunos ejercicios de estiramiento, pero también tiempos de reacción, pelota rapida y saltos a los ángulos, preparando la defensa de tres palos sagrados para el país cafetero, que soñaba nuevamente mantener el arco en cero.

En los actos protocolarios, Ospina se ubicó tercero de izquierda a derecha, entre Macnelly Torres y Carlos Valdés, para finalmente hacer el saludo de Fair Play con sus rivales de Ecuador.

Inició el partido, y el antioqueño, de 25 años, estuvo muy pendiente de las jugadas de sus rivales, dio indicaciones para la salida al ataque de sus compañeros y, con el control de juego de Colombia, no tuvo mucha exigencia.

Al minuto cinco, el joven y talentoso portero de la Selección vio pasar un remate desviado de Christian Noboa.

Sobre los 14′ que marcaba el reloj, Carlos Sánchez retrocedió en el juego y el balón lo tomó David Ospina para sacar su equipo desde atrás al ataque.

A los 17 minutos llegó la jugada más clara de Ecuador en ataque. Christian Noboa remató con potencia desde fuera del área, balón que fue despejado en voladora por David Ospina.

A los 31, y como es habitual, a los arqueros les toca celebrar solos, y para David Ospina en la noche de hoy no fue la excepción. Un remate de Radamel Falcao García fue despejado por el portero Máximo Banguera y fue aprovechado por James Rodríguez. Saltó Ospina con un brazo arriba para celebrar la primera anotación de su Selección Colombia.

En el minuto 40, Edison Méndez envió un zapatazo al arco del golero del Niza, en el cual el portero pudo salir bien librado tras detenerlo.

Para la parte complementaria, el juego en Barranquilla inició 10 minutos más tarde. Sin embargo, no fue la lluvia en esta ocasión, el tema de la iluminación fallaba en el ‘Metro’. Seis minutos después de iniciado el compromiso, Jefferson Montero, el jugador más desequilibrante de Ecuador llegó frente a frente al portero colombiano. El balón fue rechazado por el central Luis Amaranto Perea, pero al saltar Montero terminó golpeándole con la rodilla en la cabeza a Ospina. El juego se detuvo cinco minutos y ante la preocupación por el golpe, iniciaron su calentamiento los goleros suplentes Camilo Vargas y Faryd Mondragon. No obastante, el ‘Gran David’ se pudo recomponer y contestó dos preguntas vitales para volver al ruedo: ¿Cómo va el partido? – 1 por 0; y ¿Quién hizo el gol? – Mi cuñado (James Rodríguez), respondió Ospina.

En el minuto 60 llegó el momento más preocupante para el antioqueño.Y también para todo el país. Ecuador tenía la posibilidad de igualar el juego. Carlos Sánchez derribó dentro del área al jugador del Manchester United Antonio Valencia, decretando el juez central, el brasileño Heber Lópes, penal a favor del grupo orientado por Reinaldo Rueda.

Sin embargo, Walter Ayoví, el futbolista encargado de tirar el penal, envió su remate desviado. ¡Colombia se salvaba de la paridad!

Los siguientes minutos no fueron de mucha insistencia en ataque por parte de Ecuador hacia la portería de David Ospina, por eso el ‘Gran David’ conservó el cero en condición de local, tomando como referencia los últimos cuatro juegos. Obviamente el trabajo de toda una Selección se ve reflejado en el arco y la alegría de todo un país que celebra el acercamiento de la ‘Tricolor’ al Mundial de Brasil 2014.