Gareth Bale está furioso y desesperado

Gareth Bale no se ha presentado al entrenamiento matinal del Tottenham de este martes en Londres, dando nuevamente plantón y haciendo caso omiso a la orden del presidente del club, Daniel Levi, de que se reincoporara de forma inmediata a la disciplina ‘spur’ ante la imposibilidad de cerrar el acuerdo por su fichaje con el Real Madrid.

“Arrogancia” blanca

Levi ha acusado al club blanco de “arrogante” en las formas y dado a entender que esa actitud es la que ha trabado las negociaciones por el traspaso del internacional galés.

El propio Bale su parte “está furioso y desesperado”, como aseguran Sky Sports y otros medios británicos.

El futbolista se encuentra en Marbella desde el sábado, a la espera de poder aterrizar al fin en el Santiago Bernabéu.

Variables que encarecen la operación

La propia cadena Sky Sports asegura que el acuerdo podría acabar cerrándose por un montante total de 200 millones de euros, ya que habrá una serie de variables que acabarán encareciendo la operación, convertida en el gran ‘culebrón’ futbolístico del verano.