Warrios finalistas por cuarta ocasión consecutiva de la NBA

Los Golden State Warriors aseguraron su cuarto viaje consecutivo a las Finales de la NBA tras vencer en el Juego 7 de las finales de la Conferencia del Este por 101-92 a unos Houston Rockets que perdieron el aro de su mira en el peor momento de su temporada.

Los Warriors se medirán, también por cuarta vez consecutiva, a los Cleveland Cavaliers en la disputa por el Trofeo Larry O’Brien, que inicia el jueves en Oakland. Golden State ha ganado dos de las tres finales previas.

El Juego 1 de las Finales de la NBA es este jueves a las 8:00 pm de Ecuador.

Los Warriors extendieron a nueve la racha de victorias del campeón defensor de la NBA en Juegos 7 de las finales de conferencia desde que la NBA comenzó a usar las siembras en Playoffs, tras hacerlo en 2016 ante Oklahoma City Thunder.

Los campeones defensores en lograrlo antes fueron el Miami Heat (2013 vs. Indiana Pacers); Detroit Pistons (2005 en Miami); Los Angeles Lakers (2002 en Sacramento Kings); Chicago Bulls (1998 vs. Pacers); Pistons (1990 vs. Bulls); Lakers (1988 vs. Dallas Mavericks) y Boston Celtics (1987 vs. Pistons).

Además, Stephen Curry, Kevin Durant, Klay Thompson y compañía empataron a los Lakers, Heat, Celtics y Cavaliers como los únicos equipos que llegan a cuatro Finales de la NBA de forma consecutiva.

Aunque en los Juegos 5 y 6 los locales se llevaron el triunfo, en el decisivo, los Warriors ganaron su boleto a las Finales de la NBA como visitantes, es decir, Rockets y Celtics no pudieron aprovechar mejor siembra y jugar ante sus aficiones para ganar el duelo clave.

Con las derrotas de los Celtics el domingo y de los Rockets el lunes, la marca de los equipos locales en Juegos 7 de finales de conferencia quedó en 104-28 (.788 de efectividad).

El impacto de no contar con Chris Paul como apoyo de James Harden le cobró factura a unos Rockets que dejaron su marca sin Paul en 15-11 en la actual campaña, incluidos Playoffs. Con él en la alineación, Houston quedó 61-12.

Sin embargo, buena parte de la responsabilidad por la eliminación de los Rockets, que terminaron con la mejor marca de la temporada regular, fue de Mike D’Antoni, quien perdió el primero de los tres Juegos 7 que ha disputado.

Luego de sacar una ventaja de 15 puntos en el segundo cuarto, los Rockets eligieron mantener sus disparos de tres como estrategia. Entre el segundo y cuarto periodo, ligaron 27 fallas en ese renglón para fijar una marca de la NBA, según Elias Sports Bureau. Al final, su efectividad fue de 15.9 por ciento al acertar sólo siete de 44 intentos.

En el Juego 6, los pupilos de D’Antoni tuvieron una ventaja de 17 puntos y perdieron el encuentro.

Los Warriors, que saben venir de atrás bajo el mando del coach Steve Kerr, eludieron una difícil prueba. Ahora les resta saber si pueden dominar una vez más a LeBron James y compañía y convertirse en el némesis de los Cavaliers.