Ahora Mercedes analiza la posibilidad de dejar la Fórmula 1

Las aguas bajan revueltas en el mundo de la Fórmula 1 . Si hace unos días era Ferrari, a través de Sergio Marchionne, quien planteaba dudas acerca de su continuidad en el circo de la F1, ahora es el turno de la escudería dominadora de los últimos años, Mercedes.

“No veo ningún plan firme. Nadie sabe en qué dirección vamos. Todo lo que sabemos es que los beneficios han caído drásticamente. Ese escenario es bastante concebible, igual que lo es para Ferrari. Si no entendemos para qué sirve la Fórmula 1, tendremos que plantearnos si nos interesa seguir trabajando aquí” declaró el director ejecutivo de la escudería, Toto Wolff, al ‘Kronen Zeitung’.

El motivo del descontento, tanto de Mercedes como de Ferrari, es la llegada a la Fórmula 1 de Liberty Media, que tiene entre sus planes la implantación de motores más barato y más ruidoso, con piezas más estandarizadas para reemplazar las unidades de energía actuales a partir de 2021. Liberty también quiere un reparto más equilibrado de los ingresos televisivos, uno de los puntos que más alarman a las escuderías grandes.

“Liberty tiene buenas intenciones, como la de reducir el coste de los equipos, que no vamos a tolerar que no haya cierta independencia para diferenciarse a la hora de realizar el tren motriz del coche” declaró el máximo responsable de Ferrari, Sergio Marchionne a principios de noviembre.

Estas veladas amenazas de Mercedes y Ferrari contrastan con el regreso a la F1 de marcas míticas como Alfa Romeo, que este miércoles anunció el acuerdo que ha alcanzado con Sauber para ser patrocinador principal del equipo hasta 2018. La firma italiana volverá así a la F1, aunque sólo en forma de patrocinador, 30 años después de marcharse del ‘Gran Circo’, cuando por aquel entonces participaba como motorista.