Bruce Arena renunció a su cargo como entrenador tras la eliminación de Estados Unidos

El estadounidense Bruce Arena dejó de ser el técnico de la selección de fútbol de los Estados Unidos tras caer por 2-1 ante Trinidad y Tobago en la última fecha de la región. “No hicimos el trabajo”, admitió.

El conjunto de Las barras y las estrellas terminó quinto en el Hexagonal de la Concacaf tras los triunfos de Honduras y Panamá, ante México y Costa Rica respectivamente. El ex futbolista de 66 años se expresó a través de una sentida carta.

“Es el mayor privilegio para cualquier entrenador manejar la selección nacional de su país, y al dejar ese papel hoy estoy honrado y agradecido de haber tenido esa oportunidad dos veces en mi carrera”, reconoció Arena, tras recordar su paso por el conjunto estadounidense desde 1998 a 2006.

“No hay excusas, no hemos hecho el trabajo, y acepto la responsabilidad. Esto es sin duda un gran revés para el equipo de la selección nacional masculina, y las preguntas correctamente deben hacerse sobre cómo podemos mejorar”, señaló.

Además destacó el buen camino por el que transita el fútbol norteamericano a pesar de su ausencia en el próximo mundial: “Es importante reconocer el tremendo crecimiento y los logros que hemos logrado en las últimas dos décadas en todas las áreas, incluyendo el desarrollo de jugadores, la educación de entrenadores y una liga profesional doméstica estable”.

El ex seleccionador comenzó su segundo mandato el 22 de noviembre de 2016, tras el paso de Jurgen Klinsmann por el equipo. Además de dirigir a los New York Red Bulls y Los Angeles Galaxy, también fue el encargado de llevar a los Estados Unidos a los Mundiales de 2002 y de 2006.