Borghi habló sobre las acusaciones que hizo Sampaoli a los futbolistas de la selección de Chile

El fútbol chileno está atravesando una de las mayores crisis de sus últimos años luego de toparse con un inesperado golpe al no conseguir la clasificación para el Mundial de Rusia 2018 tras ser bicampeón en la Copa América.

Las acusaciones cruzadas entre familiares de futbolistas, peleas de los protagonistas con los fanáticos y versiones de problemas con adicciones irrumpieron en las portadas de los medios de todo el mundo.

Claudio Borghi es una voz autorizada para hablar del tema, teniendo en cuenta que estuvo al frente del equipo en la temporada 2011/12. “Hay un problema de formación integral que sufre el jugador de fútbol y, especialmente, en Chile se da que la gran mayoría viene de un estrato social económico bajo y tiene un aprendizaje tardío de las cosas”, advirtió sobre el origen de los problemas que ahora salen a la luz.

“Se le dio mucha trascendencia a algunas cosas de la vida privada de algunos jugadores. Después de la eliminación surgieron más versiones, que no sé si son todas verdades”, sentenció el Bichi en una entrevista con la radio argentina Belgrano (AM 950).

Si bien evitó dar definiciones sobre algunos jugadores en particular, abrió la puerta a las especulaciones con un mensaje: “El problema es que algunas veces el fin justifica los medios y cuando permitimos que algunas cosas sucedan aún ganando, va a llegar un momento que eso no se va a poder sostener”.

“Han aparecido familiares acusando a otros de no haber llegado en buen estado a algunos entrenamientos y demás. No es bueno ni digno que se involucre a gente externa en opiniones deportivas”, analizó.

Al mismo tiempo, sostuvo que estos roces también son propios de no conseguir los objetivos planteados y advirtió: “Estos jugadores ya no están en un momento brillante en su gran mayoría, solamente tres o cuatro se mantuvieron en grandes clubes. La verdad es que no pudieron mantener el gran fútbol que tenían”.

Por otro lado, el entrenador hizo referencia a la pelea que mantuvo en vivo con el periodista de Fox Sports Chile Manuel de Tezanos. “El problema es que cuando empiezan las descalificaciones a las personas uno se enoja un poco. Sé perfectamente que no puedo levantarme de un estudio de televisión, pero la verdad que no me sentía en condiciones de mantener una discusión”, confesó.