Se dispara a niveles históricos el gasto salarial en el Barça

El gasto salarial del FC Barcelona se establece en el presupuesto de esta temporada en 567 millones de dólares, la cifra más alta de su historia y que se alcanza al estar previstas las renovaciones de Sergi Roberto y Gerard Piqué, que se añaden a las que ya se consideran cerradas, con Lionel Messi al frente, y a diversas variables.

En este apartado destaca de forma evidente el nuevo contrato del crack argentino, que debe suponer un gasto bruto al Barça superior a los 53 millones de dólares, aunque la marcha de Neymar influirá positivamente en este apartado. De hecho, en voz baja se entiende la salida del brasileño como una excelente noticia para no disparar, aún más, el gasto salarial de la plantilla.

“Ahora viene una política de cantera que debe ayudarnos a bajar la masa salarial y aunque debemos tener el equipo más competitivo posible hay que hacer esfuerzos para generar más ingresos y estabilizar este gasto salarial”, expresa Óscar Grau, director general del Barça y que se mantiene “tranquilo” a pesar de este aumento.

La cifra ha aumentado en 136 millones de dólares respecto al pasado curso aunque según Grau no supone ningún riesgo porque el Barcelona “se va a convertir en el club que más va a facturar en todo el mundo”. Los 262 millones de dólares ingresados por la venta de Neymar al PSG ya fueron reinvertidos en los fichajes de Paulinho, Dembélé, Semedo y Deulofeu, añadiéndose el diferencial tanto en incorporaciones para el fútbol base como en diversas negociaciones con los clubes de procedencia de los fichajes.

PRIMAS Y COMISIONES

Así, en el fichaje de Dembélé, aunque no se especificó en las cuentas presentadas por el club, ESPN está en condiciones de confirmar que el representante del futbolista francés ingresó una comisión superior a los 14.2 millones de dólares, siendo solamente un ejemplo de las dificultades a las que se enfrenta el Barça a la hora de acudir al mercado.

Aunque la voluntad fue suprimir esos pagos que se hicieron habituales en los últimos años, el club tiene previsto gastar unos 177 millones de dólares en primas de renovación y de fidelización, entre los que se cuentan 52 millones de dólares derivados del caso Neymar, de momento pendientes de conocer como se desarrolla el litigio entre el Barcelona y el hoy futbolista del PSG.

“El club está en una posición muy solvente y estamos centrados en el plan de llegar a los 1183 millones de dólares ingresos, quizá antes del año 2021” mantiene el director general del club, a pesar de que se tiene previsto en los próximos ejercicios repartir otros 118 millones de dólares.