Marcelo ha sido sancionado con dos partidos, se perderá los encuentros ante la Real en Anoeta y contra el Betis

El jugador del Real Madrid Marcelo ha sido sancionado con dos partidos de suspensión por el Comité de Competición por la tarjeta roja que vio este sábado, en los compases finales del partido que disputaron en el Bernabéu el conjunto blanco y el Levante. Los partidos que se perderá serán el de este domingo en Anoeta ante la Real Sociedad (20.45) y el del miércoles de la próxima semana ante el Betis, en el Bernabéu (22.00).

El Comité le ha aplicado el artículo 123.2 del Código Disciplinario, confirmando la validez de la redacción del acta arbitral, que recoge que Marcelo dio “una patada a un adversario en la espalda, no estando el balón a distancia de ser jugado”, según redactó Hernández Hernández.

Por esta acción “al margen del juego o estando el juego detenido” la sanción oscila entre los dos y los tres partidos de sanción: el Comité ha aplicado el castigo mínimo al no existir precedentes. Además, el Comité ha multado al jugador con 600 euros y al Real Madrid, con 700, por esta acción.

El conjunto merengue había presentado alegaciones, basadas en el hecho de que a su juicio la acción de Marcelo es fruto de la propia jugada y que, a diferencia de lo redactado en el acta, el balón sí está en juego, desde su punto de vista.

El Comité, como era previsible al no estar recogido el hecho en el acta arbitral, ha dejado sin sanción el hecho de que Marcelo, tras ser expulsado, no se fuera a los vestuarios, como es preceptivo, y se quedara en el túnel siguiendo los últimos instantes del partido, motivo por el cual sí fue sancionado en su día el barcelonista Luis Suárez, cuya acción sí fue recogida en el acta.