Botafogo y Gremio igualaron 0-0 por la ida de los cuartos de final de la Libertadores, todo se define en Porto Alegre

Botafogo y Gremio se citaron para el próximo miércoles en Porto Alegre para decidir cuál de los dos equipos disputará las semifinales de la Copa Libertadores, tras empatar sin goles en la ida de los cuartos de final en Río de Janeiro.

La falta de anotaciones no impidió que se viera un buen partido en el césped del estadio olímpico Nilton Santos, con mucha intensidad y con dos equipos ofensivos buscando el gol.

El árbitro, el venezolano José Argote, acabó convirtiéndose en el triste protagonista del encuentro por su permisividad y por errores a la hora de señalar las faltas que acabaron desquiciando a los jugadores de ambos equipos.

Tras cuatro derrotas seguidas como visitante, el técnico gremista, Renato Portaluppi, optó por un esquema más conservador, dando entrada al veterano Léo Moura en el lugar de su estrella, el mediapunta Luan, quien fue baja por lesión.

El Botafogo, inferior técnicamente pero con una gran disciplina táctica, llevó poco peligro a la portería gaúcha, pero supo controlar al delantero paraguayo Lucas Barrios y pasó pocos apuros en defensa.

El empate deja al aire la eliminatoria, que se resolverá el miércoles que viene en la Arena do Gremio de Porto Alegre. EFE