Director de Aeronáutica Civil de Colombia cuestionó con severidad la supuesta negligencia del piloto

Alfredo Bocanegra, el director de Aeronáutica Civil de Colombia manifestó hoy sus dudas respecto al cumplimiento estricto de las reglas aéras por parte de la empresa LAMIA e indicó que era probable que el piloto Miguel Quiroga no hubiera declarado la emergencia por las consecuencias económicas que pudiera afrontar.

Bocanegra anunció que se creará una comisión tripartita con autoridades de su país, Bolivia y Brasil para intentar determinar las causas del trágico accidente aéreo del vuelo que transportaba a futbolistas, cuerpo técnico y directivos del club Chapecoense.

El mundo está pendiente de este resultado de la investigación. Todavía no sabemos si LAMIA estaba asegurada”, indicó el funcionario en diálogo con Caracol. Al mismo tiempo, hizo referencia al intercambio que mantuvo Quiroga con el personal de la torre de control del Aeropuerto de Rionegro y confirmó que nunca se declaró en emergencia.

“El lenguaje técnico en aviación es muy preciso, se mide en segundos. Efectivamente, si hay solicitud de ‘prioridad’, que no es lo mismo que ‘emergencia'”, aclaró Bocanegra al confirmar que el piloto nunca declaró el peligro que afrontaba con claridad.

“¡No se comprende cómo si estaba sin combustible no se declaró en emergencia!”, se indignó el experto en aviación y añadió: “Siempre se indica que si hay simultaneidad se busque un aeropuerto alterno, pero si hubiera declarado la emergencia bajaban inmediatamente los de LAMIA”.

En caso de que buscara un aeropuerto alternativo, Bocanegra explicó que los aviones suelen tener combustible extra para que le permita arribar a la otra estación. “Debería llevar el combustible suficiente, un 10 por ciento más y otro diez por ciento que le permita llegar a aeropuertos alternos… se nota que no lo tenían”, indicó.

“Es muy doloroso que no haya declarado la emergencia por problemas personales que tuviera que afrontar después”, manifestó Bocanegra. “Las compañías son responsables por las calamidades, tienen que acompañar el rescate. El compromiso de la aerolínea debe estar asegurada y reasegurada, de manera que esperamos que tengan esto todo organizado”, agregó el funcionario aeronático.

Quiroga era uno de los accionistas principales de la línea aérea. Entre las especulaciones de por qué no emitió la emergencia, se cree que posiblemente temió sanciones económicas para la empresa y hasta una potencial inhabilitación personal y denuncias criminales. A eso se refería Bocanegra al momento de hablar de “problemas personales” que podría enfrentar al aterrizar a salvo.