Eva Carneiro rompió el silencio y contó el calvario que padece tras el escándalo con Mourinho

Fuera del ámbito mediático y emprendiendo una lucha contra la discriminación de género, Eva Carneiro habló por primera vez de su escandalosa salida del Chelsea y contó cómo es su vida hoy en día.

En diálogo con The Telegraph, la ex jefa del servicio médico del Chelsea entre 2009 y 2015 reveló que las redes sociales se han vuelto sus enemigas: “Algunas de las amenazas de violencia sexual y de muerte provienen de allí” y agregó que estos sujetos “simplemente parecen ser cobardes anónimos y deberían responder ante alguna legislación”.

Algunas de las amenazas de violencia sexual y de muerte provienen de las redes sociales
La mujer de 43 años fue despedida del club londinense luego de una discusión que mantuvo con el entrenador de aquel momento, José Mourinho, por haber ingresado al terreno de juego a atender a un jugador cuando se disputaba tiempo de descuento. Por ese motivo, el futbolista iba a tener que dejar el campo por unos minutos, dejando a su equipo con uno menos.

Con respecto a aquel episodio, Carneiro defendió su postura y puso a la medicina por encima del deporte: “Esa metodología es la misma en cualquier lado, ya sea en un partido de fútbol, en un departamento de NHS, en una zona de guerra o en una sala de urgencia”.

Actualmente, no se encuentra vinculada a ningún club y reconoce que el mundo del fútbol es un mundo machista: “Está ampliamente aceptado que el fútbol tiene un problema de sexismo” y agregó que, desde su punto de vista, “el sexismo es la forma de discriminación menos perseguida. Los comentarios antisemitas y otros comentarios racistas son ampliamente condenados”.

Sin embargo, está orgullosa del rol que supo cumplir y ahora quiere reivindicar el rol de la mujer en este tipo de trabajos: “Si no tienes voz para intentar hablar de las cuestiones que necesitan ser cambiadas, eres cómplice de una cultura quizás del miedo. Y yo soy una gran defensora de que el cambio tenga lugar”.

Carneiro lleva adelante un juicio contra el Chelsea y contra José Mourinho por haber sido “discriminada sexualmente” y aunque tanto el club como el director técnico portugués se disculparon, el litigio continúa.