Agüero hunde al Burnley y coloca al Manchester City como líder provisional

Manchester City's Argentinian striker Sergio Aguero celebrates after scoring the opening goal of the English Premier League football match between West Bromwich Albion and Manchester City at The Hawthorns stadium in West Bromwich, central England, on October 29, 2016. / AFP / Justin TALLIS / RESTRICTED TO EDITORIAL USE. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club/league logos or 'live' services. Online in-match use limited to 75 images, no video emulation. No use in betting, games or single club/league/player publications. / (Photo credit should read JUSTIN TALLIS/AFP/Getty Images)

Un doblete del argentino Sergio Agüero hundió este sábado, en el partido inaugural de la jornada 13 de la Premier League, al modesto Burnley (1-2) y colocó al Manchester City como líder provisional de la clasificación.

A falta de los encuentros de Liverpool (frente a Sunderland, 15:00 GMT) y Chelsea (ante el Tottenham Hotspur, 17:30 GMT), los hombres de Guardiola, con una trabajada victoria, se han encaramado a lo más alto de la liga inglesa.

Con la clasificación para los octavos de final de la Champions League en el bolsillo, el City regresó a la competición nacional sabiendo de la importancia de no dejarse puntos antes del intenso calendario navideño.

El técnico ‘Citizen’ recuperó a tiempo a Agüero -duda hasta última hora por un golpe- y apostó de nuevo por el marfileño Yaya Touré en la medular. El centrocampista africano, apartado durante el primer tercio de campeonato, regresó el pasado fin de semana con un doblete que dio a los de Mánchester la victoria sobre el Crystal Palace en Londres (1-2).

Kevin De Bruyne y David Silva arrancaron el encuentro en el banquillo, mientras que, ante las ausencias de Stones y Kompany, los centrales titulares, Guardiola optó por jugar con el lateral Kolarov en el centro de la defensa junto a Otamendi.

La principal novedad en los ‘Clarets’ fue la presencia en la portería del veterano Paul Robinson: la ausencia del titular habitual, el internacional inglés Heaton, abrió las puertas a un Robinson, de 37 años, que no jugaba un partido oficial desde septiembre de 2014 y que disputaba su primer encuentro en la Premier League desde mayo de 2012, hace 1664 días.

Empezaron bien los locales, presionando muy arriba la salida de balón del City, y después de un tímido acercamiento del islandés Gudmundsson llegó la sorpresa en Turf Moor.

Al cuarto de hora de juego, tras un saque largo de Robinson y un cabezazo de Otamendi, el balón le cayó en la frontal a Marney, que de primeras soltó un latigazo que se coló por el palo derecho de la meta defendida por Bravo.

Mejoraron los visitantes, que, pese a una notoria fragilidad defensiva, llegaban con ligero peligro a la meta de un Robinson cada vez más seguro.

Así, a los 37 minutos, y sólo uno después de que el palo evitara el tanto de Touré, llegó el gol del empate, obra de Agüero. El internacional argentino, que había visto portería ante 28 de los 30 equipos a los que se había enfrentado en Premier -faltaban el Bolton y el propio Burnley-, subió las tablas al luminoso al mandar al fondo de la red la redonda tras un barullo dentro del área después de un saque de esquina.

Culminó la remontada el City a los 15 minutos del segundo tiempo merced a un nuevo tanto del ‘Kun’. El argentino empujó al fondo de la red un pase de la muerte de Fernandinho después de una serie de errores cómicos de la defensa local para subir el definitivo 1-2 al marcador de Turf Moor.

Se fueron al ataque los hombres de Sean Dyche, pero el luminoso no se volvió mover y el City sumó su segunda victoria consecutiva por idéntico resultado para encaramarse a lo más alto de la clasificación a falta de los partidos de Liverpool y Tottenham Hotspur. EFE