GENIO Y FIGURA, Cristiano: “El día de la final desperté con tres rubias en la cama”

Al calendario del 2016 le quedan cada vez menos casilleros y Cristiano Ronaldo tiene dos días marcados con rojo furioso en el suyo. El primero será el 3 de diciembre, cuando dispute el clásico contra el Barcelona, y luego, diez días después, la entrega del Balón de Oro en su nuevo formato tras la ruptura de France Football con la FIFA.

Precisamente en una entrevista a la prestigiosa revista francesa, Cristiano repasó los últimos sucesos de su carrera: el título con Portugal en la Eurocopa, la Champions League con Real Madrid y su incansable deseo por ganar el Balón de Oro. Ante la consulta sobre la noche previa a la final contra Francia, el portugués tuvo una respuesta muy ocurrente: “Cuando me desperté el día de la final estaba con tres rubias en la cama (suelta una carcajada). No. En serio, me desperté consciente de que era un día especial, que íbamos a jugar la final de la Euro en Francia contra Francia… Dormí ocho horas. Cuando bajé a desayunar me di cuenta enseguida de que el ambiente era muy positivo”.

Además, Cristiano reveló un momento inadvertido durante el saludo de los equipos en el Stade de France: “Voy a ser sincero. Cuando hemos saltado para el calentamiento, he notado a los franceses un poco relajados. Claro que todos tiene el derecho de sonreír antes de un partido, pero ahí todos parecían muy contentos. Como si hubieran ganado ya la final”.

Por último, reveló cómo se sintió cuando se fue al vestuario lesionado tras el choque con Payet que lo dejó afuera de la final: “Estaba mal, lloraba. Porque pensaba que podía ser aún más grave. Pensaba que me había roto el ligamento totalmente. El médico me tranquilizó, pero volví a llorar. Le gente me consolaba. Después me puse a ver el partido por la televisión y me animé”.