Regreso a lo Grande, Messi anota en la goleada del Barça ante el Depor (4-0)

24 días después volvía Leo Messi, y cuando el argentino está en el campo la alegría se contagia en el Barcelona. Los de Luis Enrique ajusticiaron por la vía rápida a un flojo Depor, que no aspiró al empate como en sus dos anteriores visitas al Camp Nou. Con 3-0 a favor, llegó el turno para que Leo volviese a maravillar y solo tardó tres minutos en marcar un gol. El argentino está listo para la Champions y el Barça no se aleja de la cabeza de LaLiga.

Messi estaba de vuelta, el sol brillaba en Barcelona y delante un rival combativo pero sin gol (el Depor todavía no ha marcado fuera de casa). Los azulgranas tenían ante sí la oportunidad de batir a un equipo que les había arrancado dos empates (2-2) en las dos últimas campañas, y en 45 minutos certificaron que ese resultado no se iba a repetir.

Con una alineación novedosa con Arda en la banda y Digne haciendo las veces de lateral en defensa y de centrocampista en ataque, el Barça tiró de pegada para sentenciar un choque no necesariamente controlado, como ya es habitual este curso.

De los pupilos de Luis Enrique el más activo fue Rafinha. El ex del Celta se asoció permanentemente con su compatriota Neymar, precisamente el futbolista que gozó de la primera gran oportunidad con una volea al travesaño que Suárez no pudo hacer buena en el rechace.

El uruguayo sí sería decisiva minutos más tarde. Recuperó la pelota tras un malentendido entre Mosquera y Navarro y abrió a la banda, donde Rafinha cruzó la pelota para celebrar el primer gol. Eso sí, con la inestimable colaboración de Germán Lux, que no despejó una pelota fácil.

A partir de ahí el peligro local se hizo constante. La sensación de goleada sobrevolaba el Camp Nou y en un centro lateral no exento de polémica (Piqué podría estar en fuera de juego), Rafinha aprovechó el rechace de Lux para hacer el 2-0.

El protagonista del encuentro cedió el testigo a Suárez. El uruguayo amagó para dejar atrás al central y con un control perfecto aprovechó el pase al hueco de Neymar. El resto de la acción definió al actual pichichi que superó al portero con suma facilidad. Seis tantos para el ‘9’ del Barça en LaLiga. No fueron siete instantes después porque el poste lo evitó.

Messi afina la puntería para la Champions

Quedaban 45 minutos de fiesta en el Camp Nou. Messi salía a calentar y el público le galardonaba con una gran ovación. Iba a jugar seguro, con el Manchester City de Pep Guardiola en el horizonte.

En el minuto 55 llegó el anhelado cambio. Busquets dejó su sitio para que entrase el capitán. Los gritos de “Messi, Messi, Messi” envolvieron el ambiente. El ’10’ estaba de vuelta.

Además, entró y besó el santo. Recibió al espacio en el área y no falló. Tardo tres minutos en volver a ver puerta anotando su quinto gol en LaLiga.

El partido ya era redondo, aunque había un hombre vestido de azulgrana que estaba desesperado: Paco Alcácer.

El español entró en el descanso por Suárez en busca de su primer gol en el Barça, pero primero un cabezazo franco y después un remate en el área pequeña, fueron sacados a bocajarro por Lux. El Depor ya estaba hundido después de la expulsión de Laure por codazo a Neymar. El capitán del Depor se pierde el derbi gallego de la próxima jornada.

A los gallegos (ya de por sí encerrados), no les quedó otra que poner el autobús ante un Barça que contaba en todas las jugadas con cinco rematadores, incluido Gerard Piqué, que ya marcó un doblete ante el Celta en Balaídos.

Por suerte para el Depor, el marcador ya no se movió y la pesadilla terminó. El Barça sigue en la pelea por el primer puesto y mira esperanzado al choque ante el City de Guardiola del próximo miércoles. Con Messi se multiplican las posibilidades de triunfo, y sino que se lo digan al Bayern del propio Pep.