ENTÉRATE, Mauro Icardi cuenta cómo le ‘robó’ la mujer a Maxi López

Aunque tan solo tiene 23 años, Mauro Icardi acaba de presentar su autobiografía. En ella, las confesiones del futbolista del Inter de Milan tienen más valor por su parte “rosa” y del corazón que por la puramente deportiva.

Su relación con Wanda Nara se convirtió en uno de los “cotilleos” más famosos del mundo del fútbol, puesto que la escultural modelo estaba con el ex del Barça y amigo personal del delantero, Maxi López.

Aunque siempre se ha sabido que por culpa de esa “traición” al robarle la novia los dos jugadores perdieron esa amistad y ni tan siquiera se hablan, hasta ahora no se sabía cómo se había gestado. Pero Icardi lo desvela en su libro.

Wanda Nara pidió un favor a Icardi

En un capítulo íntegramente dedicado a contar cómo empezó su relación con Wanda Nara, el jugador apunta más bien a la intención de ella, rememorando que todo comenzó por un mensaje pidiéndole un favor:

“El día previo a irme a una gira de amistosos internacionales en los Estados Unidos,recibí un mensaje de Wanda. Me sorprendió porque yo generalmente hablaba con Maxi, no con ella. Me pidió si podía comprarle un nuevo iPad en Estados Unidos porque aún no había llegado a Italia. Ese episodio, sin embargo, me hizo pensar. ¿Ella realmente quería la tablet o estaba buscando una excusa para ponerse en contacto conmigo?”.

“Se sentó al lado mío sin vergüenza”

A la vuelta de ese viaje, con el iPad como excusa perfecta para hablarse y verse, la situación se aceleró. Y volvió a ser Wanda Nara la que le invitó a un plan junto a Maxi López, en el que ella terminó “decantándose” por su actual marido.

“Cuando volví a Milán, una de las primeras cosas que hice fue reencontrarme con Wanda. Tenía que darle el nuevo iPad, era la excusa perfecta. Nos enviamos mensajes de texto muchas veces y en esos días empezamos a hablar con un poco más de libertad. Ella me escribió: ‘Mauro, nosotros (ella y Maxi) vamos a ir a dar un paseo por las Islas Eolias con Gonzalo Bergessio y su esposa. ¿Querés venir con nosotros?’ Claro que sí, le dije. Cuando estaba solo en el segundo piso del barco descansando y escuchando un poco de reggae, de repente vino Wanda y se sentó al lado mío sin ninguna vergüenza. En ese momento, su relación con Maxi López estaba terminando”.

De ahí en adelante, su relación se fue estrechando más y más hasta convertirse en amor, que acabó llevándoles ante el altar: “Wanda y yo nos comprometimos el 27 de octubre y nuestra primera salida en público fue a Esselunga (un supermercado), porque en casa mi heladera estaba vacía”.