Prensa Internacional: A Bolivia le faltó detener a Enner Valencia

Se las prometía muy felices Bolivia cuando Pablo Escobar mandó un balón al fondo de la red con un duro zapatazo. Apenas había pitado el colegiado y el boliviano ya estaba con el fusil preparado para estrenar un marcador que se volvió loco con el paso de los minutos.

Los locales querían soñar, pero en los últimos minutos, como si del mal de altura se tratara, terminaron pagando sus errores y cedieron un empate en La Paz. Las imprecisiones llegaron por parte de los dos equipos. El partido no fue demasiado vistoso durante la mayoría de los minutos, los parones eran constantes y en los últimos metros apenas había claridad para inquietar a los metas rivales.

Cuando Ecuador se quería recuperar del primer tanto encajado, se encontró con el segundo tanto de los locales. Pablo Escobar controló el balón en la frontal, superó a dos rivales sin demasiada dificultad y ante Dreer no perdonó. Ecuador no estaba y parecía que tampoco se la esperaba.

Bolivia tenía la oportunidad de soñar y poder acercarse a los puestos de la zona noble, pero Ecuador reaccionó a tiempo. Los ecuatorianos lucharon por mantenerse en lo alto de la tabla y a pesar de quedarse con diez tras la expulsión de Caicedo, los fallos en defensa permitieron a Enner Valencia coronarse en La Paz tras unos días algo polémicos.

Al comienzo del segundo acto, el del Everton acortó las distancias en el marcador y esperó hasta el último suspiro del choque para igualar la contienda y echar por tierra el trabajo de una Bolivia que se quedó sin fuerzas. Los visitantes mostraron más ambición en los momentos clave y el reparto de puntos fue lo más justo según lo que se vio en el verde.

Marca.com