Fernando Mantilla se baja del barco chulla

Una raya más al tigre. La crisis económica y futbolística del Deportivo Quito tiene un nuevo capítulo, por cierto muy negro. Y es que, si parecía que todo era grave, ahora lo es más ya que Fernando Mantilla confirmó que renuncia a la presidencia del Deportivo Quito con lo que se ahonda la crisis del equipo capitalino.

Por medio de un comunicado Mantilla dijo: “considero que no podemos ser sordos al pedido implícito de los antes mencionados, de que debo dar un paso al costado en aras de evitar que se produzcan mayores deterioros personales e institucionales”, con lo que reconoce una relación “no cordial” con el plantel, cuya plantilla de jugadores se ha quejado por salarios atrasados desde hace algunos meses.

Mantilla recordó que el pasado 26 de junio aceptó el “desafío” de “regresar al Directorio de la institución”, a la que se vinculó desde el 2008.