EE.UU.: ¿Por qué el pleno empleo no es tan buena noticia como parece?

Pleno empleo suena como lo mejor que le puede ocurrir a un país. Pero cuando los economistas hablan de que Estados Unidos está a punto de llegar (o que ya llegó) al pleno empleo, no quieren decir que todos tienen trabajo.

Más bien se refieren a que el desempleo ha llegado al nivel más bajo posible antes de provocar inflación. Es por eso que no existe un número mágico para decir “este es el pleno empleo”, sino que se trata de una proyección que va cambiando según las circunstancias.

En mayo el desempleo en Estados Unidos llegó a 3,8%, su nivel más bajo en 18 años.