Ministro Pablo Campana asegura que el comercio es uno de los sectores que más dinamiza la economía

Durante un recorrido por las instalaciones de Unilever, el Ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, conoció el proceso productivo del detergente Deja® y la planta de sulfónicos, construida a un costo de $12 millones de dólares.

El Gerente General de Unilever, Matías Laks, explicó al funcionario que esa nueva infraestructura ha permitido reemplazar importaciones y permite proveer a productores locales de un insumo necesario para la fabricación de detergentes.

Laks se refirió también a las importaciones productivas, que son distintas de aquellas que se realizan coyunturalmente y por determinadas temporadas o modas de consumo: “por ejemplo, en nuestro caso, cuando importamos algún producto, invertimos en promocionarlo, incluso en la realización de comerciales, con el fin de impulsar su consumo hasta niveles que en algún momento nos permitan localizar la producción en el país”, explicó el ejecutivo, que agregó que “con eso incluso hemos logrado que comerciales producidos en Ecuador, sean emitidos en otros países de la región, debido a la excelente calidad nacional”.

Campana Sáenz, de su lado, reconoció los esfuerzos de la industria nacional y que las importaciones por sí mismas no son negativas cuando benefician al sector comercial, cuya importancia dinamiza la economía.

El Ministro Campana se mostró complacido con el hecho de que alrededor del 80% de la producción de Unilever sea local, y que muchos de los proyectos que ejecuta sean con inversión extranjera directa. Así mismo, comprometió su apoyo para agilizar y simplificar cualquier proceso que pudiera afectar la producción y comercialización nacional.

Matías Laks invitó al Ministro a visitar en una futura ocasión, la planta de Pingüino®, para que conozca también el proceso productivo de la marca líder de helados en el país.