Petroleras deben superar escollos para fusionarse

Al menos tres escollos deberán superar las empresas petroleras estatales del Ecuador para poder concretar el más complejo de los procesos de fusión en los que está empeñado el Gobierno (como parte de su política de optimización del Estado). La enorme carga laboral, la homologación de remuneraciones y el comprometimiento de la oferta exportable por varios años en contratos de largo plazo, son los puntos más sensibles a la hora de generar una empresa más eficiente y sólida.

Las dos empresas petroleras tienen 11.803 empleados con una carga salarial que llega a $ 201,9 millones al año.

De Petroamazonas son 7.386 trabajadores (marzo 2018) y 4.417 de Petroecuador (enero 2018), según los últimos datos de sus web. En remuneraciones hay grandes diferencias, a pesar de tener un cargo similar. Por ejemplo, el gerente general de Petroamazonas gana $ 8.685 al mes, y el gerente de Petroecuador recibe $ 6.210.

Sobre lo laboral, el ministro del Trabajo, Raúl Ledesma, da luces sobre cómo será el proceso: “Habrá un análisis del perfil de puestos para no duplicar las funciones. La idea es no tener pipones, sabemos que han entrado en los últimos quince años, hay que identificarlos y no dejar que sigan malgastando la plata de los ecuatorianos”. El análisis irá por el desempeño de cada persona, pues no se puede prescindir de trabajadores con años de experiencia.EL UNIVERSO