Exportadores ecuatorianos preocupados por tasa a control de importaciones

Quito.- El presidente de la Federación de Exportadores de Ecuador, Iván Ontaneda, se mostró preocupado por los efectos de la nueva tasa de 10 centavos de dólar de servicio de control aduanero para las importaciones, que rige desde hoy en Ecuador, un país en el que -dice- es “carísimo” producir.

Ontaneda recordó que los exportadores no son un sector aislado de la economía y compran en el exterior material de empaque, bienes de consumos, maquinaria, para dar valor agregado y crecer en exportaciones, pero ahora por la tasa se incrementará el coste de los productos.

Ello afecta principalmente a la competitividad, aseguró en la radio Sonorama, en la que recordó que lo que el sector exportador necesita son tratados bilaterales de inversión, que bajen el coste de la energía, ampliar el mercado laboral, “bajar costos superfluos del Estado” y dinamizar las alianzas público-privadas.

“No puede ser que Ecuador tenga 1.650 exportadores cuando vecinos como Perú y Colombia pasan de 10.000”, indicó al reclamar “coherencia” entre el frente económico y productivo de su país.

Sobre el monto de la tasa, apuntó que, aunque “suena muy poco”, no sabe aún cómo se la calculará: en peso, cantidad o volumen, por lo que apuntó que, antes de aplicarla, se necesitaban hacer talleres directos con el sector productivo para analizar el impacto real de la tasa.

Para Ontaneda, al estar dolarizada la economía, “es carísimo” producir en Ecuador, donde el actual Gobierno no ha aplicado un “paquetazo” económico como los de antaño, con subidas de precios en los servicios básicos, por ejemplo, pero ha aplicado medidas que podrían elevar los costes de producción.

“Las empresas seguimos asfixiadas, ahogadas y necesitamos todo lo contrario: dinamización de la economía”, dijo al apuntar que los ecuatorianos requieren “un paquetazo de confianza”.

Reclamó que si el propio frente económico del Gobierno dice que el sector privado es el motor de la economía, se necesitan medidas y políticas públicas en dirección de generar empleo e incentivos para el sector productivo. EFE