La división dentro de la Fed por inflación se intensifica

Las autoridades de la Reserva Federal de Estados Unidos sostuvieron un prolongado debate sobre las perspectivas de un repunte en la inflación y el ritmo de futuras alzas de tasas de interés si eso no ocurre, según las minutas de la reunión de política monetaria del 19 y 20 de septiembre divulgadas el miércoles.

Las minutas de la reunión, en las que la Fed votó unánimemente por dejar estables las tasas y anunció que comenzaría a reducir este mes su enorme cartera de bonos que creció tras la crisis financiera, también mostraron que los funcionarios se mantuvieron mayormente optimistas sobre el impacto económico de los recientes huracanes.

 “Muchos participantes expresaron preocupación de que las bajas lecturas de inflación este año podrían reflejar (…) la influencia de acontecimientos que podrían ser más persistentes, y se apuntó que se justificaba cierta paciencia en remover la expansión monetaria mientras se evaluaban las tendencias en la inflación”, dijeron las minutas.

También varias autoridades afirmaron que se centrarían en los datos de inflación en los próximos meses al momento de decidir un futuro cambio en el costo del crédito.

Sin embargo, muchos funcionarios aún sienten que “probablemente estaría justificado” otro incremento en la tasa de fondos federales.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha reconocido reiteradamente desde dicha reunión que está creciendo la incertidumbre sobre el ritmo de la inflación, que en los últimos meses se ha estado alejando de la meta del banco central del 2 por ciento.

Pero Yellen y otros importantes funcionarios del organismo han dejado en claro que esperan seguir subiendo gradualmente las tasas debido a la fortaleza general de la economía y el continuo ajuste del mercado laboral.

En las minutas, varias autoridades de la Fed también apuntaron que sería complicado interpretar las lecturas de inflación en los próximos meses por un incremento temporal en los costos de la energía y de otros sectores afectados por los huracanes.

El banco central ha incrementado el costo del dinero en cuatro ocasiones en su ciclo de endurecimiento monetario que se inició a finales del 2015. La Fed proyecta actualmente un alza más este año y tres en 2018.

Los funcionarios también han descartado un débil reporte de nóminas no agrícolas de septiembre que se conoció la semana pasada, ligando el declive en el empleo a que los huracanes Harvey e Irma desplazaron temporalmente a los trabajadores.

LHBS-DWS