Ecuador quiso comprar y refinar crudo de Irán

Ecuador buscó adquirir crudo en Irán para refinarlo a inicios de 2016, días después de que EE.UU. y Europa levantaran sanciones a ese país, tras un arreglo en políticas nucleares.

Como parte de la delegación ecuatoriana, encabezada por el entonces ministro de Comercio Exterior, Diego Aulestia, fueron funcionarios de los ministerios de Finanzas y de Sectores Estratégicos. Madelaine Abarca, ministra subrogante, solicitó los viáticos para Juan Hidalgo Andrade y Carlos Barrionuevo, funcionarios de Finanzas, para el viaje que duró entre el 29 de enero y 5 de febrero del año pasado, al cual también asistió Alicia Chávez, analista de Negociación y Financiamiento Público del Ministerio.

Hidalgo, asesor de la Subsecretaría de Crédito Público, escribió en su informe de viaje los logros: Hubo reuniones con representantes del Ministerio de Petróleo Iraní, a través de la viceministra de sectores Estratégicos, Angoelia Toral “se exploró la posibilidad de adquirir petróleo de dicho país para refinación en Ecuador”. Y dijo que se acordó la entrega, por parte de Irán, de las características y composición del crudo.

Barrionuevo Toasa, analista de Mercados Financieros de Finanzas, por anticipado había explicado los resultados esperados del viaje: Entrega de característas y composición del crudo iraní para estudios de posibilidad de refinación. En su informe indica que la Subesecretaría de Financiamiento Público tiene como misión garantizar la obtención oportuna de recursos para el sector público, con políticas, estrategias e instrumentos de financiación.

Una misiva del entonces ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, al embajador de Irán en Ecuador, indica que la idea era visitar varias empresas: la National Iranian Oil Company, Imidro; National Irian Cooper Industry, Iranian Aluminum Company, los ministerios de Petróleo y de Economía de Irán y sus bancos Central y de Desarrollo de Exportaciones.

¿Por qué comprar crudo a un país tan distante para refinarlo? Para Fernando Santos Alvite, exministro de Energía, es una propuesta inviable, porque Ecuador no tiene posibilidad de refinar el petróleo extrapesado de Irán; el transporte resultaría totalmente oneroso. Considera excusas para hacer “turismo público”. Luis Calero, analista petrolero, coincide en que es muy poco probable esa idea.

La propuesta fue comentada por primera vez en septiembre del 2016 por quien gerenciaba Petroecuador, Carlos Pareja Yannuzzelli, quien habló de la posibilidad de importar crudo liviano para procesarlo en la repotenciada Refinería de Esmeraldas. El proceso no avanzó.

En la actual administración, el gerente de EP Petroecuador, Byron Ojeda, se reunió con Saadat Aghajani, jefe de la misión diplomática iraní en Quito, a pocos días de su posesión en la estatal. Fue un primer acercamiento. Según Petrocuador a los iraníes les podría interesar el Sistema de Recepción, Almacenamiento, Transporte y Distribución de GLP Monteverde, de Santa Elena. Pero ahora se conoce que este es uno de los proyectos que presenta problemas de infraestructura.

Ministerios al margen
Sobre la posibilidad de compra de petróleo a Irán, EL UNIVERSOconsultó a los Ministerios de Hidrocarburos y al de Finanzas. El primero no dio respuesta y la otra cartera de Estado informó que prefería no pronunciarse sobre el asunto. (I)EU