El precio de arroz pilado se recupera y la UNA EP mantiene compras

El precio del arroz pilado muestra una recuperación en el mercado desde que inició la intervención de la Empresa Pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP) en la compra de este producto, así como la realización de operativos de control interinstitucionales.

Agricultores y piladores recibían 26 dólares por quintal a finales de octubre, mientras que en la actualidad el valor llega hasta los 30 dólares, según el monitoreo técnico realizado por personal de la UNA EP, en coordinación con el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP).

La distorsión de precios fue atribuida al ingreso irregular de la gramínea por la frontera sur, para lo cual se activó un plan de control entre MAGAP, la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de Calidad del Agro (Agrocalidad), UNA EP y el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE).

En la parte de comercialización, la UNA EP absorbe arroz pilado de productores, gremios agrícolas y piladores que tuvieron dificultad para rotar sus inventarios.

Para la comercialización de arroz están fijados dos precios: 34 dólares para el arroz grado 1 y 33,50 dólares para grado 2. En los dos casos se exige la norma de calidad INEN.

A inicios de noviembre se emprendió una campaña de socialización sobre el procedimiento que los interesados deben seguir, para venderle gramínea a la UNA EP; se continuó con la recepción de solicitudes, inspección técnica y despacho. El proceso se cumple con normalidad y aceptación.

Leonardo Moreira, arrocero de la parroquia Taura, cantón Naranjal, es uno de los beneficiarios.Me parece muy bien la gestión que hacen, porque desahoga a tantos agricultores que estamos estancados, porque no hay comercialización. Me parece bien que la UNA intervenga y le compre arroz a los productores, sea en cáscara o pilado. Eso es una ayuda”, sostuvo.

Los productores interesados en vender arroz pilado deben presentar la solicitud a la empresa, indicar el volumen que desea colocar y en qué piladora mantendrá su producto, que es donde se realizará la inspección de calidad.

El traslado del producto a las bodegas Marianitas en Quito, previa calificación de una verificadora, correrá por cuenta de la UNA EP, explicó Esther Morales, técnico especialista de la Unidad de Negocios de Ciclo Corto.

Vinicio Ruiz Barahona, de la Piladora Katty Nicolk, uno de los puntos de recepción a los que se han acogido los productores en Daule, también destaca la intervención estatal. “Si el Gobierno tiene la tendencia de comprar arroz, entonces las piladoras van a tener la oportunidad, de pronto, de recuperar el precio un poco más arriba, porque la UNA captará lo que hay en excedente”.

Los primeros 6.550 quintales de arroz pilado adquiridos para regular el precio en el mercado, ya forman parte de la reserva estratégica nacional. Con esta compra se han beneficiado cerca de 100 pequeños productores, de las asociaciones María Victoria y Agromachete; así como  las piladorasIndurey, Cofidel, Arrocesa e Imperial, en las provincias de Guayas y Los Ríos, respectivamente.

Dicha reserva se almacena para asegurar el consumo interno ante cualquier situación irregular, que pueda presentarse en el sector arrocero. De manera ininterrumpida, la UNA EP absorbe la cosecha de arroz en cáscara o paddy al precio mínimo de sustentación, que en la actualidad es de 35,50 dólares por la saca de arroz de 200 libras con 20% de humedad y 5% de impurezas.