¿Qué pasará entre EE.UU. y Cuba tras la muerte de Fidel Castro?

Qué pasará con el modelo socialista que implantó y con las reformas que emprendió su hermano Raúl?, ¿Seguirá el acercamiento con Estados Unidos ahora que el imprevisible Donald Trump llegará a la Casa Blanca?

Varias preguntas asoman tras el deceso del dirigente a los 90 años.

¿Adiós al socialismo?

No, al menos así lo creen varios analistas consultados por la AFP. “El socialismo cubano ha sobrevivido a la larga enfermedad de Fidel Castro y probablemente también lo hará a su muerte”, dijo Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida.

Bajo el modelo de corte soviético, los cubanos reciben salud y educación gratuitas, pero perciben quizá los salarios más bajos de América que en promedio no superan los 29 dólares al mes. Al mismo tiempo el Estado, que controla el 80% de la economía, acumula serios problemas de ineficiencia.

“Lo que difícilmente continuará intacto es el modelo de un estado centralizado de bienestar, con un solo partido político (el comunista), y monopolizador de los medios de producción y comunicación”, añadió.

Para Arturo López-Levy, profesor de la de Universidad de Texas Rio Grande Valley, la población cubana “no es dada a devaneos” y “es conservadora en la defensa” de la tranquilidad social, por lo que difícilmente la ausencia de Fidel abrirá tensiones.

De ahí que la incipiente oposición cubana enfrente “las peores circunstancias”, porque por un lado está desconectada de “lo fundamental de los problemas centrales del cubano medio” y, por el otro, sus principales líderes se identifican con el pedido a Trump para que desmonte los avances logrados con el presidente Barack Obama.