Reino Unido rebaja sus previsiones de crecimiento tras el Brexit

LONDRES.– Reino Unido recortó oficialmente el miércoles sus previsiones de crecimiento económico para los próximos dos años, dijo el ministro de Finanzas Philip Hammond, al esbozar el primer plan presupuestario del país desde que los votantes decidieron abandonar la Unión Europea.

Las débiles finanzas públicas han dejado a Hammond poco espacio para aumentar los gastos públicos o aplicar grandes recortes de impuestos.

De hecho, Hammond dijo que el Gobierno necesitaría endeudarse más en los próximos cinco años y que se espera que la deuda neta del sector público suba a un máximo de 90,2 por ciento del PIB en 2017/2018, por encima de una proyección del 81,3 por ciento del PIB en marzo.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), los expertos independientes de gasto fiscal de Reino Unido, dijeron que el PIB crecería en 1,4 por ciento en 2017, por debajo de la estimación de 2,2 por ciento hecha en marzo, antes de que los votantes decidieron dejar la UE.

Hammond también dijo que la OBR ahora prevén que en 2018 la economía crezca un 1,7 por ciento, en comparación con las proyección de una expansión de 2,1 por ciento entregada en marzo.

“Nuestra tarea ahora es preparar a nuestra economía para que sea resistente mientras dejamos la UE y alistarnos para la transición que seguirá”, declaró Hammond al Parlamento.

“Mantendremos nuestro compromiso con la disciplina fiscal, al tiempo que reconocemos la necesidad de invertir para impulsar la productividad y entregar libertad fiscal para apoyar a la economía durante esta transición”, aseveró.

La economía de Reino Unido ha sobrellevado con resistencia hasta ahora los efectos del Brexit, en contra de los pronósticos del Banco de Inglaterra y de casi todos los economistas privados que esperaban un impacto inmediato mucho mayor.

Reuters